?>
Córdoba

Despiertame, cuando pase el temblor

Por la lluvia, cedió el pavimento en la zona de obra del desagüe de Riccheri. Cuatro vehículos quedaron atrapados en la calle.

El paisaje es surrealista, más familiarizado con la temblorosa Santiago de Chile que con Córdoba. Y no, no es un sueño, así quedó la avenida Riccheri después de que el agua caída durante la tormenta de ayer a la madrugada socavara la carpeta asfáltica. 

En lugar está trabajando una Unión Transitoria de Empresas (UTE) entre ARC S. R. L y Federico en la construcción del desagüe “Riccheri”, obra que hasta el momento tiene un costo de 27 millones de pesos para la Municipalidad. 

En el momento que la tierra cedió, cerca de las 7.30, quedaron encajados en las grietas del pavimento un colectivo de Autobuses Santa Fe, un taxi y dos vehículos particulares.

Desde la Muni se informó que antes de que se fracturara la calle se le había pedido a la UTE, después de una inspección de la obra, que tapara los sumideros construidos y los espacios abiertos para que ante una eventual lluvia no se generara el inconveniente. 

“Pedimos que hicieran esto a la altura de la calle Javier Díaz, porque preveíamos que esto podía suceder porque la obra no está terminada y tenía una capa provisoria de pavimento. Esto no es responsabilidad de Municipalidad y las empresas se tendrán que hacer cargo de todo”, aseguró Hugo Rodríguez, director de Obras Viales de la Muni. 

También desde el Palacio 6 de Julio aseguraron que el tránsito en el tramo siniestrado, desde las vías hasta la calle Javier Díaz, estaba habilitado y se indicó que los vehículos que pretendan ingresar a barrio Jardín ahora deben desviarse por Malagueño. 

Rodríguez puntualizó que la contratista de la obra tiene un seguro por responsabilidad civil, y que además de hacerse cargo de la reposición de la infraestructura de la ciudad deberá responder ante los daños e inconvenientes ocasionados a los particulares que circulaban por el lugar. 

El desagüe. A través de una contratación por una licitación pública, la Muni está construyendo el desagüe de la avenida Riccheri. El coto de los trabajos es de 27 millones de pesos y hasta ayer presentaba un avance del 75 por ciento. 

Desde la calle Javier Díaz hacia Los Incas inclusive, se deben colocar cañerías de dos metros de diámetro para conectar este sistema con otro desagüe que termina en el río Suquía. 

Rodríguez aseguró que los caños colocados por la empresa en la zona donde cedió el terreno están enterrados a siete metros de profundidad y no sufrieron daños.

El Camino a San Carlos se convirtió en canal

Otra de las obras que tuvo sus complicaciones fue la que está ejecutando la Provincia en el Camino San Carlos, en el sur de la ciudad. 

Los vecinos del lugar denunciaron que ante la mínima lluvia la calle se inunda porque no hay desagües, situación que quedó evidenciada ayer después del temporal, cuando el camino se convirtió en un verdadero canal. 

El Camino San Carlos es la continuación de la avenida O’Higgins después de Circunvalación y el tramo de obra tiene 6,3 kilómetros. El presupuesto para mejorar la ruta es de 26 millones de pesos y se prevé ensanchar 10 metros la calzada para mejorar la circulación.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo