?>
Córdoba

Denuncian que la Municipalidad no controla los ascensores de la ciudad

La Cámara de Ascensores de Córdoba denuncia que la Municipalidad no controla a buena parte de los 12 mil elevadores que hay en la ciudad. Dicen que los usuarios están en riesgo. La comuna afirma que hay inspecciones.

La Cámara de Ascensores de Córdoba (CAC) salió a denunciar que buena parte de los elevadores de los edificios de Córdoba no son controlados como corresponde por la Municipalidad de Córdoba y que, por lo tanto, existe un “riesgo latente” de que se produzcan accidentes importantes en nuestra ciudad.

“Si hoy no hay más accidentes, o incluso accidentes fatales, es por una cuestión de suerte”, aseguraron varios integrantes de la CAC en diálogo con Día a Día. Frente a esa situación, Mario Corchon, Maximiliano Primón, Juan Carlos Domínguez y Leandro Scandaliaris (presidente e integrantes de la entidad que nuclea a los conservadores de ascensores), coincidieron en pedirle al municipio capitalino que incremente los controles y haga cumplir la ordenanza 10.950, que regula la instalación y mantenimiento de estos aparatos.

Desde la Municipalidad de Córdoba negaron que los controles sean insuficientes, y aseguraron que cuando se detecta una máquina que funciona de modo incorrecto, directamente se la clausura (ver página 5). 

¿Cuántos hay?

Según estimaciones de la CAC, el parque total de ascensores en la ciudad asciende a 12 mil elevadores, pero apenas 4.500 estarían registrados, y muchos menos habilitados. “Ni la Muni sabe cuántos ascensores hay, porque sólo tiene registrados los instalados luego de 2005, cuando se aprobó la ordenanza”, dijo Corchon. “Esos ascensores están medianamente en condiciones. Pero el resto, que son la mayoría, tiene una antigüedad de 30 ó 35 años y no sabemos cómo están”, sumó Primón.

Desde la Cámara aseguran que la Dirección de Obras Privadas de la comuna –la repartición que por ordenanza debería velar por la salud de los ascensores en la ciudad– tiene apenas una persona encargada de los controles en el área central, donde se concentra el grueso de los edificios en altura. “La actual gestión municipal delegó los controles en el área de Higiene y Seguridad, con personal que no es idóneo para determinar si un ascensor está en condiciones de funcionar, o no”, lamentó Domínguez.

A su turno, Scandaliaris recordó que, por ordenanza, debería funcionar una Comisión Asesora integrada por todos los actores involucrados en el tema (conservadores, administradores de edificios, bomberos, arquitectos, ingenieros), “pero la Municipalidad hace años que no la convoca”. Entre otras cosas, dicha comisión tenía a su cargo el seguimiento de la necesaria modernización de los viejos ascensores, adecuándolos a la nueva normativa.

Viejos y con fallas

Según la CAC, son muchos los ascensores de edificios de Córdoba con fallas y problemas que, ante la ausencia de controles, siguen funcionando como si nada les pasara. 

“Hay cerraduras que no andan, trabas de puertas placas muy antiguas, máquinas de tracción que operan con pesos excesivos, cables de acero que ya cumplieron su vida útil”, enumeró Domínguez. “Tampoco se controla a las empresas conservadoras, siendo que muchas no tienen personal idóneo para trabajar”, dijo Scandaliaris. “Hoy tenemos un cóctel muy peligroso que atenta contra la seguridad de quienes usan los ascensores”, entendió Primón.

Desde la Cámara de la Propiedad Horizontal, su vicepresidente, Sebastián Viqueira, aseguró que los edificios que integran la entidad cumplen la ordenanza de ascensores, aunque criticó que la Municipalidad sólo controle a los elevadores que están registrados. “Con el resto –afirmó–, se hace poco y nada”. Según Viqueira, la conservación de los ascensores es uno de los ítem que más ha crecido dentro de los costos de mantenimiento de un edificio, representando hoy entre el 8 y 10 por ciento de los gastos totales.

En datos

Registrados. Según la Cámara de Ascensores, en toda la ciudad hay unos 12.000 elevadores, de los cuales apenas 4.500 están asentados en los registros de la Municipalidad. 

Vida útil. Un ascensor de 20 años de vida ya recorrió, subiendo y bajando, unos 460 mil kilómetros. Ello equivale a dar 12 vueltas completas a todo el planeta tierra. 

Más que el bondi. El ascensor es el medio de transporte más utilizado, después del automóvil. En Córdoba mueve casi un millón de pasajeros por día, el doble que el servicio de colectivos, que corta 400 mil boletos.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo