?>
Córdoba

De la Sota dice que será candidato sólo si Schiaretti se lo pide

El ex gobernador se alinea con la estrategia que diseñe su sucesor para las legislativas de 2017. 

"Me quedaré en casa si decide que la lista de candidatos tiene que ser otra. Él sabe que no ando buscando cargos".

Con estas palabras, el ex gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota dijo que no será él quien decida su eventual candidatura el año próximo, sino su sucesor Juan Schiaretti, porque en el acuerdo que tienen cuando uno gobierna y el otro apoya es quien está al frente de la Provincia y del partido el que arma las listas.

"Con Juan tenemos una relación que los cordobeses la valoran muy bien. En otras provincias no pasa lo mismo cuando un gobernador del mismo color hereda al otro. En Córdoba no ha pasado así porque cuando Schiaretti gobierna yo estoy en la tribuna y viceversa. Ninguno se mete en el gobierno del otro, que tiene total independencia. Las elecciones le competen a Schiaretti y voy a hacer lo que él diga", le dijo De la Sota a Mario Pereyra, en Cadena 3.

La eventual candidatura de De la Sota era un motivo de preocupación del Gobierno provincial, porque con el ex gobernador en campaña se complicaría la cordial relación con la Nación: una alianza que Schiaretti considera vital para gestionar. Es el regalo del 17 de octubre de De la Sota: un presente acorde al Día de la Lealtad.

"No tengo previsto nada, ninguna candidatura. No tengo previsto nada. Con Juan no hemos hablado de elecciones (en Roma). Él me contó proyectos de obra", confió De la Sota, quien está aún en Roma, luego de haber presenciado como invitado la canonización del cura Brochero.

Una de las espadas de De la Sota, el legislador provincial (y ex ministro de Desarrollo Social) Daniel Passerini había postulado a De la Sota, como el mejor candidato de Unión por Córdoba, en declaraciones al programa web On the record, del periodista Gabriel Silva.

"Falta un año para las elecciones, hay que dedicarlo a gobernar, como lo hace Schiaretti con los gasoductos, la autopista a Río Cuarto, a San Francisco, la Circunvalación; las preocupaciones son esas. Las elecciones son lo de menos, son dentro de un año", abundó.

El propio De la Sota definió su relación con Mauricio Macri como "cordial y respetuosa", dijo que dialogan con frecuencia y que esto no significa ningún distanciamiento con Sergio Massa. La pregunta fue pertinente porque días atrás criticó a Macri por la "falta de imaginación" para luchar contra la pobreza.

"Los argentinos nos tenemos que acostumbrar a que el diálogo tiene que estar presente en nuestra vida institucional. En el kirchnerismo el que pensaba diferente era un enemigo. Yo puedo tener una opinión distinta sobre lo que hace y decírsela. Sobre su persona no, porque tengo una amistad personal", dijo.

"Somos una oposición racional que ayuda y no pone palos en la rueda", aseguró.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo