?>
Córdoba

Un cordobés inventó un asador con volante y luces

Este artefacto permite clavar el animal y girarlo con facilidad durante la cocción a la llama. Su creador dice tener consultas desde Brasil hasta Japón.

 

El "asador con volante" fue diseñado y construido por un chacarero cordobés y permite cocinar carne a las llamas como alternativa a la parrilla y las brasas.

Andrés Guaita diseñó un particular artefacto de hierro con tres patas, provisto de un volante como el de los automóviles, que permite al asador rotar, acercar o alejar la carne sobre el fuego. Además tiene un sistema de luces que deja ver todo lo que pasa en la parrilla mientras se cocina de noche.

La carne asada con este sistema "sale más sabrosa, y tiene otro sabor", según dijo en Rosario, Andrés Guaita, de paso por la ciudad, rumbo a la localidad de Jovita, donde vive, publica el portal Los Andes.

Explicó que "la carne de cordero por ejemplo, que a mucha gente suele caerle mal por la grasa, al ser asada con este sistema, no ocasiona ningún problema hepático, puesto que la carne se desgrasa totalmente mientras se cocina".

Guaita contó que hace dos años de le ocurrió este invento cuando se encotró con hierros viejos en una chatarrería de su pueblo.

"El volante facilita el desplazamiento vertical en ángulo de la pieza que se cocina. Al girarlo, uno acerca o aleja la carne del fuego, y el aparato tiene además un movimiento de giro de 180 grados, lo que permite dar vuelta con facilidad a un lechón o un cordero y de esa forma la cocción se hace en forma pareja“, subrayó.

Salvo la cruz de hierro en la que se coloca media res o un animal entero), este invento en nada se parece a otros artefactos que se utilizan para asar.

"La incorporación de las luces es debido a que por lo general, los asados suelen empezarse a veces de tarde con luz diurna, y se terminan a la noche. Entonces el asador tiene que contar con una buena iluminación para ver de cerca cómo se va cocinando la carne. Está todo calculado y de a poco lo voy perfeccionando", dijo.

Guaita comentó que ha recibido llamados de varias ciudades argentinas y también de Brasil, Colombia, Uruguay, Corea, Italia y otros países europeos para averiguar de qué se trata y hasta para comprarle el invento. "Los brasileños son los que más me han consultado", reveló.

"Todo empezó como una broma, pero resulta que ahora mi teléfono no para de sonar y viene gente de toda la zona para sacarle fotos al aparato. Claro, a mi amigo Jorge Robledo se le ocurrió poner una foto en el Facebook y esto ahora está dando la vuelta al mundo. No me queda otra que patentarlo", dijo sonriente.

Lo que se viene. El hombré contó sus próximo paso en las mejoras del invento: "Estoy analizando colocarle un asiento para que el asador maneje con más comodidad el aparato mientras se asa la carne“, dijo.

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo