Córdoba

Continúan las asambleas de choferes

Choferes vuelven el viernes a cortar los servicios en reclamo de un aumento salarial. Habrá asambleas de 9 a 19. La Muni hizo una oferta de pago.

Los choferes de las líneas urbanas volverán por tercer día consecutivo a cortar los servicios en reclamo de un aumento salarial. Anoche, rompieron la negociación con los empresarios porque exigían un incremento remunerativo. La Municipalidad de Córdoba les hizo una propuesta, pero la rechazaron porque quieren un 29 por ciento. Es una pelea por 700 pesos de diferencia por trabajador.

Los colectiveros no se bajaron ni un minuto de una suba del 29 por ciento para cobrarla con los ingresos de mayo, lo que llevaría el básico arriba de los 10 mil pesos. La Municipalidad les ofreció una cifra no remunerativa de 2.024 pesos, pero los trabajadores pusieron el grito en el cielo al ser en “negro”.

El líder de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), Alfredo Peñaloza, dejó la reunión en el Ministerio de Trabajo, pasadas las 21, para anunciar que no esperarán “un solo cuarto intermedio más”, y que el viernes seguirán los cortes. El gremio rechazó el ofrecimiento que pretendió frenar la protesta. La oferta fue un pago en “negro” por varios meses (sin precisar el período) hasta tanto estén los subsidios nacionales a completar el aumento.

Debido a esta falta de entendimiento de las partes, el viernes se repetirán en las calles de Córdoba las escenas de pasajeros varados y desconcertados. Anoche, los delegados de Coniferal, Ciudad de Córdoba y la Tamse le hacían el aguante a la conducción de la UTA en las puertas Trabajo, y alentaban para hoy un nuevo corte, sin un cronograma certero de las interrupciones.

Los choferes arrancarán esta vez la protesta de 9 a 19, en una franja horaria en la que los mismos gremialistas decidirán sobre la marcha en qué líneas pararán y cuántas horas. Hasta anoche, los colectiveros de las tres transportistas se plegaban, aunque no se conocieron los corredores. El corte se levantará el fin de semana, y el lunes próximo lo retomarán con las asambleas.

“Estamos ante una nueva burrada de los radicales que quieren darnos un aumento no remunerativo y no se respeta la escala salarial”, dijo uno de los gremialistas desde el interior de las negociaciones.

Pasadas las 21, Peñaloza llamó a las bases a otro día de cortes. “No vamos a esperar más un cuarto intermedio. Reclamamos la plata de los compañeros. Seguiremos en las puntas de líneas. Sacamos a la gente de su trabajo por las asambleas”, dijo Peñaloza, que insistió que pretenden un 29 por ciento y no una suba del 23.

El presidente del directorio de la Tamse, Alberto Giménez, fue quien intentó sin éxito acercar posiciones. Salió de las reuniones para dar a conocer la oferta con un no remunerativo.

Suba al básico. Los choferes quieren que la suba salarial del 29 sea al básico, por lo que se opusieron a que sea un pago en negro.

Edición Impresa
El texto original de este artículo fue publicado el 31/05/2013 en nuestra edición impresa. Ingrese a la edición digital para leerlo igual que en el papel.
Sumate a la conversación
Seguí leyendo