?>
Córdoba

Confirman el segundo caso de leishmaniasis

Un hombre de 38 años está internado en el Rawson por causa de la enfermedad tropical transmitida por un insecto. Se habría contagiado en la frontera con Paraguay.

El segundo caso de leishmaniasis visceral fue confirmado en Córdoba. Se trata de un hombre de 38 años oriundo de nuestra capital que se encuentra internado en el Hospital Rawson, confirmaron fuentes del Ministerio de Salud provincial. 

La enfermedad tropical es transmitida por un insecto de la familia de los flebótomos. Si bien existen diferentes especies, el llamado Lutzomia longipalpis provoca la variedad más severa de la leishmaniasis. Es decir, la visceral. 

En lo que va del año, ya se confirmaron dos casos. Ambos fueron asistidos en el Hospital Rawson. El primero fue un niño que vacacionó en Europa y detectado en julio de este año, según informó este diario. El segundo es un hombre de 38 años que hoy se encuentra internado en sala común, con un tratamiento intravenoso. 

La hipótesis más fuerte de contagio tiene que ver con un viaje que el paciente realizó a la frontera con Paraguay, donde la enfermedad es endémica. El hombre estuvo vacacionando en las Cataratas del Iguazú y muy posiblemente se haya infectado allí, indicaron fuentes del hospital. 

En 2007, Andrés Visintin, investigador del Centro de Investigaciones Entomológicas de Córdoba (CIEC) de la Universidad Nacional de Córdoba halló el insecto en Altos de Chipión. El flebótomo encontrado en nuestra provincia, muy parecido a una mosquita pequeñita, es el que transmite la enfermedad, pero en su variante cutánea. 

Hasta el momento no se registró en Córdoba el vector que transmite la versión más peligrosa de la enfermedad. Es decir, la visceral. En esta intervienen también animales como los perros, que actúan como reservorio de parásitos. 

Cambio climático. El problema es que las enfermedades tropicales están avanzando hacia zonas más templadas. Mosquitos que antes no habitaban estas zonas comenzaron a verse aquí por causa del calentamiento global, entre otras cosas. 

Los flebótomos son insectos de hábitos nocturnos, a diferencia del Aedes aegypti. Son atraídos por las luces, por eso se atrapan con trampas lumínicas. Crecen en medios húmedos y sucios, como la hojarasca. Necesitamos conservar los ambientes limpios y eliminar la basura, ya que esas condiciones son propicias para la aparición de estas mosquitas.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo