?>
Córdoba

Concejales, a los chispazos por el Prepuesto 2017

Los ediles de la oposición cuestionaron los cálculos para el año próximo y denunciaron endeudamiento. Salió aprobado con votos del oficialismo y de Sesma.

Con los votos de los edicales radicales, macristas y de la concejala socialista Laura Sesma el intendente Ramón Mestre consiguió la aprobación en el recinto del Presupuesto 2017, de la Tarifaria Anual, del Código Tributario y de la Cuenta General del Ejercicio 2015. Desde la oposición no acompañaron los cuatro proyectos y denunciaron el endeudamiento del municipio. 

Los cuatro proyectos de ordenanzas económicas fueron fundamentados en conjunto por el titular de la comisión de Hacienda, el concejal Abelardo Losano (Juntos por Córdoba), quien expresó que se realizaron los cambios solicitados en el Presupuesto, se incorporaron alícuotas y se modificaron códigos.

El concejal oficialista Héctor Carranza, al hacer un análisis político de las medidas económicas para el año que viene, destacó "la porción del Presupuesto que va destinado a política social para la ciudad", y aseguró que "se está trabajando para modernizar los sistemas contables municipales".

Sesma, por su lado, dijo que el Presupuesto "es la principal herramienta de Gobierno", por lo que ratificó su voto positivo.

Los concejales Esteban Dómina (de Unión por Córdoba) y Martín Llarena (de la Fuerza de la Gente) expresaron su voto negativo. Al igual que el concejal Marcelo Pascual (del Frente Federal de Acción Solidaria), y David Urreta (ADN), que fundamentaron el voto negativo.

"Respecto a la postura del Presupuesto 2017 es muy crítica por la mala conformación técnica del Presupuesto presentado, por considerarlo abusivo y ser un endeudamiento camuflado, por la abusiva presión fiscal y por su inadecuada presentación en cuanto a la programación presupuestaria", expresaron desde el bloque de Pascual.

"Este Presupuesto está evidenciando errores groseros en las estimaciones de recursos y de gastos, pero más grave aún no respetando las normas legales vigentes en materia de administración financiera y de régimen de contabilidad; y aún más severo porque el municipio pretende un desmesurado endeudamiento sin decirlo con transparencia sino camuflado", expresó Pascual.

Llarena, por su parte, cuestionó el “orden administrativo del oficialismo”, y afirmó que el intendente Mestre “remitió tarde la Cuenta General del Ejercicio en tres de las cuatro oportunidades en las que debió hacerlo".

Además criticó: “Hay una pésima administración de Mestre, que venía a ordenar el municipio, pero incurrió nuevamente en déficit, por cuarto año consecutivo y a contramano de lo indicado por la Ordenanza de Responsabilidad Fiscal votada por el oficialismo en 2013”, aseguró.

Respecto al Presupuesto 2017, Llarena indicó: “Mestre contará con una masa excepcional de recursos que asciende a 4.156 millones de pesos: 1.980 millones en convenios con la Nación; 741 millones en convenios con la Provincia y 1.434 millones correspondientes al endeudamiento externo contraído en 2016, y que, sin embargo, se incurre nuevamente en un atropello al bolsillo del vecino, ya que se dispone la creación de una sobretasa del 10% sobre el monto que debe pagarse de Comercio e Industria y sobre el Impuesto Automotor”.

Automotor. Se cuestionó, además, desde la oposición que la Municipalidad incorpore un adicional del 10 por ciento a lo que se venía pagando, mientras que la Provincia optó en poner en marcha una forma más equitativa de cobro.

 

 

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo