?>
Córdoba

Con las lluvias, volvieron los baches a Córdoba

Largó la temporada de tormentas y ello se nota el aumento de pozos que hay en muchas calles. La Municipalidad dice que es lo esperable para esta época.

Seguramente el vecino cuidadoso de su vehículo habrá notado como en estos días transitar por las calles de la ciudad se asemeja más a un rebote constante que a un fluir tranquilo; casi como si las ruedas del auto fueran cuadradas y no redondas. Es que con las lluvias volvieron a aparecer esos detestables baches y con la temporada estival en puerta parece que habrá que acostumbrarse a este “estilo” de circulación.

Los trabajadores de la Municipalidad de Córdoba y el mismo Ejecutivo reconocen que en estas últimas semanas la situación se agravó. Desde la Subsecretaría de Infraestructura no “esquivan el pozo” y dan cuenta del inconveniente, pero aseguran que esta situación es la “esperable” por los últimos eventos climáticos y que están trabajando para que no se intensifique el problema.

Por otro lado, los operarios de Obras Viales cuentan que si bien disponen de los materiales para hacer los trabajos, están teniendo dificultades para el traslado hacia los sitios a reparar, por lo que están operando al 75 por ciento de la capacidad que tienen.

Según Alberto Camisa, delegado de la repartición, el problema de los baches que se agudiza por las lluvias afecta al ciento por ciento de la ciudad y más a los barrios que usualmente tienen problemas de inundaciones. Pero además, el trabajador destacó que estos problemas se dan cada vez con más frecuencia porque la mayoría del pavimento colocado está “vencido”.

“Son muy pocas las calles que escapan a esta situación y justamente son en las que hemos estado haciendo tareas complejas de repavimentación, como en la avenida Fuerza Área, en la que seguramente no vamos a tener que volver por muchos años, y la 27 de Abril. En el resto, el desgaste es grande y por eso ya no resisten ni el agua”, explicó el delegado.

Según Camisa, el desgaste en el pavimento de la mayoría de las arterias de la ciudad se da porque hace años que no se realizan repavimentaciones: “El promedio de vida útil del asfalto es de 10 años; por eso en casi el ciento por ciento de las calles hay muchos pozos. El material no resiste más porque está vencido y esto tiene que ver con la falta inversión que ha habido en la ciudad en mucho tiempo”.

Un problema de juntas. Las carpetas de hormigón también presentan inconvenientes, y si bien la vida útil de este compuesto es mucho mayor a la del pavimento, se deterioran porque les falta la toma de juntas.

“Donde hay hormigón se ven como paneles divididos por líneas. Esas son las juntas y se deben tomar, porque sino el agua se filtra por debajo de la carpeta, socava y eso produce los baches. Estábamos trabajando en esto, pero hoy es el único insumo que nos falta”, contó Camisa.

Para Omar Gastaldi, subsecretario de Infraestructura del municipio capitalino, la aparición de nuevos baches por las lluvias está dentro de lo esperado y aseguró que además de las cuadrillas municipales están trabajando otros equipos contratados.

“Bajo este esquema venimos trabajando y lo vamos a mantener, no va a haber un refuerzo porque no hace falta. Es verdad que está faltando el material para realizar la toma de juntas en el hormigonado y estamos en proceso de compra. Ese es un trabajo que inició esta gestión y que hacía muchísimos años que no se realizaba”, dijo el funcionario.

Respecto al estado en general de las calles, Gastaldi aseguró: “Hace más de 10 años que en esta ciudad no se pavimentan calles. El plan de bacheo va de la mano de obras de repavimentación y fresado de varias arterias, pero es una situación complicada que no se puede revertir ni en una, dos o tres gestiones por la falta de inversión que ha habido en esta ciudad”.

Equipos arreglando las calles. La Muni está reparando baches con 5 cuadrillas municipales y otros 3 equipos contratados a terceros.

Un minibús nuevo para obras viales. Desde la Muni reconocen que están faltando móviles para el traslado de los trabajadores encargados del bacheo, pero indican que el minibús para esa tarea ya está comprado, esperando su patentamiento para salir de la concesionaria.

Según Alberto Camisa, delegado de Obras Viales, el minibús es indispensable para poder tener a todos los operarios en la calle y estar dedicados ciento por ciento a las tareas de bacheo: “Tenemos todos los materiales para la tarea, el asfalto, el hormigón y el 020. Pasa que los trabajadores no pueden salir por falta de movilidad y no pueden ir en el camión de los materiales por una cuestión de cobertura de la ART”.

Omar Gastaldi, subsecretario de Infraestructura, aseguró que el móvil para realizar el traslado de los trabajadores está a la espera de la finalización de algunos trámites para salir en los próximos días de la concesionaria a la calle.

Sin gente. Según Camisa, la gestión de Mestre largó con 550 trabajadores en Obras Viales y dice que hoy están con una “falta grave de recursos humanos”. El delegado dice que son 210.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo