?>
Córdoba

Con la ley del Senado, el pedido de los genocidas entra en un limbo judicial

Qué ocurrirá ahora con los pedidos del "2 por 1" de los represores una vez aprobada la ley del Senado, y con los pedidos presentados antes de esa ley.

La ley que el Senado aprobó en tiempo récord para rechazar el "2 por 1" de los represores será una barrera infranqueable para los condenados por delitos de lesa humanidad que quieran ser beneficiados por lo resuelto la semana pasada por la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

¿Pero qué pasará con los represores que ya solicitaron el beneficio antes de la aprobación de la ley del Senado? Cabe recordar que la ley no puede aplicarse con retroactividad, es decir, no se puede fallar con una norma actual sobre un episodio ocurrido antes de que esa norma entrara en vigencia.

Así es que, en el caso de Córdoba, los 11 represores que solicitaron el "2 por 1" hasta el momento (Héctor Raúl Romero, Oreste Padován, Emilio Morard, Ricardo Lardone, Carlos Alberto Díaz, Miguel Ángel Pérez, Enrique Mones Ruiz, Jorge Acosta, Juan Ayala, Juan Huber y Arnaldo José López) no serán afectados de inmediato por esta ley aprobada por el Senado, dado que pidieron el beneficio antes del voto de este miércoles en la Cámara Alta.

Por ende, "técnicamente sus pedidos seguirán su curso", según indicó a Día a Día Carlos Gonella, el fiscal Federal encargado en Córdoba de responder todos los pedidos de "2 por 1".

Pero no es tan sencillo: al igual que viene ocurriendo en tribunales de otras provincias, Gonella se opondrá a los pedidos de los represores, por lo que seguramente sus defensores apelarán y el trámite irá a instancias superiores. Y, hasta que lleguen a esas instancias, probablemente ya esté en vigencia la ley dictaminada este miércoles por el Senado.

De esta manera, como la ley tiene muchos "vericuetos" e interpretaciones según cada Tribunal (nomás cabe señalar el inédito hecho de que todos los tribunales inferiores del país se le "plantaron" a la Corte Suprema, que es el máximo órgano judicial, y rechazaron de plano, en algunos casos por "inconstitucional", su fallo que beneficia a los represores), las discusiones por los beneficios a los represores entrará en un "limbo" judicial en el que habrá discusiones técnicas, políticas y jurídicas que pueden tardar años, y en el que los condenados por lesa humanidad no tienen viento a favor, considerando el enorme rechazo social que causó todo esto.

"Hasta ahora corrí vista de cuatro pedidos de '2 por 1', y los rechazaré a los cuatro", indicó Gonella. Se trata de los represores José Arnaldo López, Jorge Exequiel Acosta, Oreste Valentín Padován y Juan Ayala, los tres primeros condenados a prisión perpetua por secuestros, torturas y desapariciones en la llamada "megacausa La Perla"; y el cuarto sentenciado a 12 años como "partícipe necesario" de crímenes cometidos en la Penitenciaría de barrio San Martín (UP1).

El resto de los pedidos de los represores cordobeses aún no llegó a sus manos. De todas maneras, es probable que también sean rechazados y vayan por el camino judicial que quedará "entre la espada y la pared", es decir, entre el fallo de la Corte de la semana pasada, y la ley aprobada hoy por el Senado.

Entre los argumentos de Gonella para oponerse se encuentran "que la Corte violó normas de raigambre superior" al fallar a favor de los represores. "No respetaron acuerdos del derecho internacional", explicó Gonella.

Lo más probable es que la defensa de los represores apele argumentando que no es posible aplicar la retroactividad de la ley aprobada por el Senado. Ese intrincado recorrido judicial seguramente tardará años en resolverse. Mientras tanto, los genocidas seguirán presos.

 

 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo