?>
Córdoba

Cómo pega el narcoescándalo

La Policía enfrenta su mayor crisis de credibilidad desde el regreso de la democracia. Los coletazos le pegan a De la Sota, quien debe conservar el piso del 30 por ciento para garantizar el triunfo el 27 de octubre.

¿Qué peso le va dar a la gente al narcoescándalo en octubre? Esa pregunta –formulada por el encuestador cordobés Luis Dall’Aglio– es la que se repite en los pasillos del poder político desde que Juan “el Francés” Viarnes habló y la Justicia federal comenzó a instruir la megacausa que tiene (hasta ahora) a seis policías presos, entre ellos el exjefe de Lucha contra el Narcotráfico, Rafael Sosa, y tres imputados más.

El Gobierno provincial, consciente de que el escándalo podría complicarlo dentro de cuatro domingos, quiso saber cuál era la percepción que los cordobeses tienen (o tuvieron, porque la dinámica de este proceso hace que el “clima de opinión” cambie día a día) del narcoescándalo.

La conclusión del resultado de una encuesta, realizada por Gustavo Córdoba, tranquilizó en parte a De la Sota y A sus principales colaboradores: “La crisis no repercutirá en las urnas”, dijo el consultor.

Sin embargo, y aunque el final de la película sea el que vaticina Córdoba, el enojo de los cordobeses con su Policía no parece de fácil solución y podría, finalmente, modificar la balanza.

Repasemos los números que el gobernador De la Sota y sus ministros vieron entre martes y miércoles de esta semana.

El 71 por ciento de los consultados desaprueba la gestión de la Policía. Entre quienes simpatizan con el gobernador, el 65 por ciento coincide con esa opinión. En otras palabras: la mayoría de los delasotistas cuestiona a la Policía moldeada por De la Sota y Schiaretti, cabeza de la lista del PJ.

En Capital, el territorio electoral más difícil para DLS, la furia de los vecinos por la inseguridad crece: el 87 por ciento de los capitalinos cree que la Policía está igual de mal o peor que el año pasado. Y el 90 por ciento se siente igual o más inseguro que en 2012. No hubo helicóptero que hiciera bajar la sensación de inseguridad, una de los dos principales demandas de los cordobeses (la otra: la inflación).

Es en ese contexto que el narcoescándalo pega: el 84 por ciento de los cordobeses consultados cree que los policías –en general, no sólo los detenidos en el marco de esta investigación– tienen vínculos con los delincuentes.

Y cuando preguntaron a los vecinos cómo creían que iba la “lucha contra el narcotráfico” –otra bandera del gobernador a partir de la ley de narcomenudeo– el 85 por ciento respondió que estaba igual de mal o peor que en 2012.

En síntesis: inutilidad y corrupción.

Tácticas. Con lógica electoral, la oposición intentará politizar al máximo la causa judicial. No es una idea original: el delasotismo lo hizo, pero no lo logró: según la encuesta, sólo el 30 por ciento creyó que el kirchnerismo estaba detrás del narcoescándalo.

Para pegar al Gobierno con la causa judicial, Luis Juez y Oscar Aguad se mostraron en tándem. Ramón Mestre aguarda con cautela el avance de la causa: “Estoy muy preocupado y pido que el Gobierno provincial esclarezca rápidamente de la situación”, dijo hace unos días. Quizá esta semana salga con los tapones de punta con el PJ.

En el delasotismo esperan que esos esfuerzos de la oposición no den resultado: el 80 por ciento de los consultados cree que el descontrol en Drogas es responsabilidad de la Policía. Sin embargo, un 50 por ciento respondió que también De la Sota era el responsable (fueron dos preguntas distintas).

¿Podrá achicarse en cuatro semanas el límite que separa a la Policía provincial de De la Sota?

El oficialismo se aferra a un dato: un 48 por ciento consideró que DLS tiene capacidad para solucionar el conflicto.

Apunta Dall’Aglio que DLS tiene a favor que los sectores de poder (Iglesia, empresarios) no han emitido opiniones contrarias sobre él en este contexto, tarea que sólo hizo la oposición, y en campaña. No es poco en medio de la peor crisis que afrontó el gobernador.

.........

Se viene

¿Mano dura? El 62% pide mano dura ante la alta. Además, a un 77% le parecería bien que Gendarmería “colabore” con la Policía.

Policía

Reforma. El 90% reclama una profunda reforma policial. El 71% elogia que una mujer civil conduzca el ministerio de Seguridad.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo