Córdoba

Los choferes de colectivos arman rollo con el papel

Irán a Trabajo a reclamar porque la calidad de los tickets es “ordinaria” y se traban las máquinas. 60 tickeadoras se rompen por día.

Si algo también les faltaba a los usuarios es que los choferes salieran a decir que el papel de los tickets “es berreta”, y que traba las máquinas. Tan calientes están los colectiveros, inspectores y empleados de las urbanas que el gremio de los choferes pidió una audiencia al Ministerio de Trabajo de la Provincia para que intervenga. Aseguraron que por el mal estado de las tickeadoras “hay menos viajes y se demoran las frecuencias”.

El rosario de quejas en el transporte urbano de Córdoba es interminable, pero ayer apareció un insólito pedido (pero firme) que hicieron los integrantes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA): el rollo de papel que se usa para imprimir los boletos “es ordinario”. Según el relato de los colectiveros, hay partidas “de mala calidad” y hacen que se trabe la emisión.

Con el papel atascado, los colectiveros no pueden seguir tomando pasajeros. Sólo completan la vuelta y cumplen con el descenso de los usuarios que sí venían viajando.


“Hay gente que tira el boleto como si fuera un papel higiénico, lo saca cruzado y esto hace que se cruce el rollo en el interior de la máquina. Suficiente para que los pasajeros que le siguen ya no puedan emitir su boleto”, contó un chofer desde la punta de línea de Ciudad de Córdoba, cuando se alistada para salir en la línea “A”.


La teoría del “papel berreta” que atasca las tickeadoras también fue abonada por un grupo de inspectores, que es el que controla la entrada y salida de los coches.


“Es un desastre. Hay partidas de papel que salieron malas, y los días de humedad los muchachos se cansan porque no corre bien. Acá el problema son más bien las máquinas tickeadoras, que son lentas, quedaron viejas. Tendrían ya que haber puesto las nuevas, por eso se atrasan también las frecuencias y lo mismo está pasando en Ciudad de Córdoba, Coniferal y Tamse, son máquinas viejas”, explicaron los inspectores.


El vocero de la UTA, Adrián Lentini, dijo a Día a Día que el miércoles 28 irán al Ministerio de Trabajo exclusivamente para reclamar el estado de las máquinas que emiten boletos. “No les hacen arreglos, no hay repuestos, los coches se retrasan por eso y el papel es berreta”, indicó Lentini.


El segundo planteo que harán en Trabajo serán las roturas con frecuencia de las máquinas, que no leen las tarjetas porque fueron readaptadas y llevan años en los coches. Los choferes estimaron que por día, al menos, hay 60 coches que deben discontinuar sus recorridos en las tres empresas porque tienen fallas con las tickeadoras. “Todos los días tenemos problemas, si no tienen repuestos para arreglarlas, nos dicen. Sólo en Ciudad de Córdoba, hay unos 20 por día”, contaron.


La responsable de que las máquinas funcionen, suministrar el papel a las transportistas y de todo el sistema de prepago, es la empresa Siemens, con la que el intendente Ramón Mestre sigue renegociando un contrato que heredó y cuestionó de Daniel Giacomino. Sin acuerdo cerrado, también están demoradas más bocas de expendio para las tarjetas, así como las máquinas nuevas, que deberían haberse colocado en marzo.


Extraoficialmente desde Siemens dijeron que “se está a la espera” de las nuevas tickeadoras. Y que el papel que usan los choferes fue comprado a mitad del año pasado, por lo que “hoy es el mismo”. “No tendrían por qué tener problemas. Sólo estamos esperando la cotización para poder instalarlas. Pero no es cierto que la gente se queda varada. El colectivo siempre debe completar la vuelta y no tiene que influir”, indicaron.


La UTA espera que el miércoles 28 Siemens le aporte datos concretos de las nuevas máquinas por el malestar actual de los choferes.

Lentejas. Los choferes de los urbanos aseguraron que las tickeadoras no se bancan a la nueva tarjeta, y que en marzo Siemens se comprometió a poner máquinas nuevas y no cumplió. Irán a Trabajo porque acordaron que el papel es “ordinario” y las máquinas viejas demora los viajes. Incluso se caen hasta 60 servicios diarios.

Audiencia 28 de marzo. Los dirigentes de la UTA pidieron una audiencia en Trabajo para el próximo miércoles. Protestan porque tienen más tareas y se demoran las frecuencias porque no hay un recambio de las tickeadoras.

Edición Impresa
El texto original de este artículo fue publicado el 21/03/2012 en nuestra edición impresa. Ingrese a la edición digital para leerlo igual que en el papel.
Sumate a la conversación
Seguí leyendo