Córdoba

Cementerio de animales

50 animales por mes son atropellados en las rutas de la RAC, la mayoría, sobre Circunvalación. Lunes y después de feriados hay más accidentes.

¿Una trampa para los animales o un peligro para los automovilistas? ¿Un desastre ecológico o un foco infeccioso? ¿Mascotas jugando a la ruleta rusa junto al pavimento o conductores al borde de un accidente grave? Más allá del punto de vista con el que se aborde el tema, la realidad es una, y grave: 50 animales por mes son atropellados en la Red de Accesos Córdoba, la gran mayoría, en la Circunvalación. 

Según datos de Caminos de las Sierras, se recolectan de la carpeta asfáltica de la red, en promedio, siete animales muertos por día. Casi todos perros, pero también hay gatos, zorros y comadrejas (en ese orden); estos dos últimos casos abundan en las rutas del Gran Córdoba. “La zona urbana es la más complicada, especialmente en la avenida Circunvalación entre la Fuerza Aérea y la ruta 36”, indicaron a Día a Día desde la empresa que ahora controla la Provincia. El foco de los decesos se sitúa puntualmente en la intersección con la ruta 5 (camino a Alta Gracia).

“Choque múltiple de vehículos en Circunvalación”, titulaba este diario en abril pasado. ¿La causa? “El accidente se produjo cuando un automóvil frenó bruscamente para evitar pisar un perro que se cruzó en el camino, según relataron testigos”, puntualizábamos.


Casos como este se repiten a diario y más veces que las siete por día que refleja la estadística de perros muertos. El viernes pasado a las 20, sin ir más lejos y por sólo citar uno de los tantos ejemplos, un Peugeot 504 atropelló un perro en ruta 19, casi Circunvalación. El conductor sufrió heridas leves y el auto quedó bajo custodia policial hasta la medianoche.


Según indicaron las fuentes de Caminos de las Sierras encargadas de supervisar la recolección (la tarea específica de levantar los animales se terceriza en otra empresa), “es notorio ver cómo aparecen en la zona de concesión perros –muertos– envueltos en frazadas, lo que hace suponer que mucha gente se ‘desprende’ de los cuerpos de sus mascotas en las rutas”.


Descontrol. Julieta Kohan, una de las representantes de la organización Patitas de Perros, que se dedica a buscarle hogar a los perros callejeros o abandonados, indicó que una de las principales causas es el absoluto “descontrol” en materia de reproducción animal. “Esto es el resultado de más de 10 años de no hacer prácticamente nada desde el Estado. Por la cantidad de habitantes que tiene Córdoba, se deberían hacer –al menos– 200 castraciones por día, durante unos tres años, y eso no sucede”, alertó.

Para Kohan, “cada vez son más los accidentes y no sólo en la Circunvalación, sino también en las calles urbanas, donde, además, nadie respeta nada”. En Patitas de Perros (www.patitasdeperros.com) se encargan, entre otras cosas, de buscarle un nuevo hogar a los perros abandonados en una red barrial de la que participan más de 15 voluntarios.


Desorientados. Según el informe Peligro: animales sueltos, elaborado por el Centro de Experimentación y Seguridad Vial (Cesvi), las mascotas son una de las causas principales de accidentes los lunes y los días siguientes a los feriados. Es que “un gran porcentaje de mascotas se escapan de sus dueños o son abandonadas en los lugares de recreación y vagan durante la noche o al día siguiente producto de la desorientación que les genera el cambio de hábitat”.

El estudio, además, alerta sobre las graves consecuencias que se pueden producir cuando un animal entra a la ruta. “Una vez que ingresa, le resulta muy difícil salir por no contar con vías de escape, especialmente, cuando entre los carriles hay un guardarrail, porque queda encajonado”, detalla.


El informe, que es parte de un dossier sobre seguridad vial, alerta también que el cadáver del animal embestido “puede ser foco de polución” o “el desencadenante de una nueva tragedia”. Además, indica que “los procedimientos para evitar que ingresen animales a las rutas y retirar sus cuerpos se llevan gran parte de la logística de los servicios de asistencia de las rutas concesionadas”.


En cuanto al detalle económico, según el Cesvi, “si el incidente no pasa de un atropello a un animal doméstico, los daños más frecuentes generados sobre el vehículo rara vez son inferiores a los dos mil pesos”. Explica que las roturas más frecuentes se dan en los radiadores de agua, aire acondicionado y ópticas delanteras, todos elementos ubicados en el sector frontal-bajo del vehículo.

Consejos
Precaución. De noche, conduzca con especial precaución en sectores donde haya animales sueltos.
Banquina. Si ve un animal sobre la banquina, piense que un instante después puede estar sobre la calzada. Por esto, “cubra” el pedal del freno, disminuya la velocidad y esté expectante para que no lo tome por sorpresa.
Jauría. Si ve a lo lejos un perro cruzando, piense que pueden venir más. Revise con su mirada la zona y baje la velocidad.
Qué hacer. Si el animal está sobre la ruta, no adivine hacia dónde avanzará. Esto suele ser impredecible. Disminuya la velocidad a paso de hombre, genere pequeños toques de bocina y avance una vez que el animal se haya alejado.
Sin alternativa. Si embestirlo es inevitable, ante un animal chico como un perro, no frene bruscamente ni de un volantazo. Trate de bajar la velocidad lo más que le sea posible, sujete firmemente el volante y siga en línea recta. 
...................................................

Los lunes y después de feriados: más accidentes
• La mayor cantidad de los accidentes son los lunes y los días siguientes a los feriados. Son perros perdidos o abandonados en parques, plazas o a la vera de la ruta los domingos y días no laborables.
• Ley de Tránsito (artículo 48, inciso S): “está prohibido dejar animales sueltos junto a las rutas...”
• La velocidad máxima permitida en las rutas es de 110 kmh y en las autopistas de 130 kmh, lo que hace casi imposible esquivar a un animal, especialmente de noche.
• La recolección de animales muertos en la RAC se realiza al mediodía. La tarea la hace una subcontratista de Caminos de las Sierras. Se retiran embolsados.
• Habitualmente encuentran animales muertos envueltos en frazadas. Son mascotas que murieron en otro lado y que sus dueños abandonan junto a las rutas.

Edición Impresa
El texto original de este artículo fue publicado el 23/09/2012 en nuestra edición impresa. Ingrese a la edición digital para leerlo igual que en el papel.
Sumate a la conversación
Seguí leyendo