?>
Córdoba

Carreras universitarias: los jóvenes son influenciados por el entorno familiar

Psicólogas advierten que, a la hora de elegir una carrera, los chicos son influenciados por el entorno familiar. Los del interior, sienten más presión que los de la Capital.

Cada año, cientos de jóvenes de los últimos años del secundario, se arriman a las universidades para saber qué seguirán estudiando. La mayoría de ellos, opta por las carreras tradicionales y con pronta salida laboral. Los profesionales en orientación vocacional atribuyen que la tendencia se debe, en gran medida, a la influencia de los padres. 

Lo cierto es que para las orientadoras vocacionales de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), Carolina Nanzer y Paula Sarachú, los jóvenes siguen eligiendo aquellas carreras “más conocidas”: Medicina, Abogacía, Ciencias Económicas, Arquitectura, y desde los últimos años, Psicología.

Las especialistas, arribaron a esa conclusión luego analizar casos de jóvenes de Capital y del interior de nuestra provincia. “Desde la UNC tenemos la necesidad de darle mayor difusión a otras carreras, ya que la tendencia es que los chicos se quedan casi siempre con lo más conocido”, remarcaron las psicólogas. 

Para las profesionales, la elección de los jóvenes tiene que ver con “la influencia del entorno”. “Hay chicos que viven en familias, donde no hay adultos con títulos que puedan guiarlos. Entonces ellos van por lo que consideran ‘seguro’, pensando en recetas mágicas”, relató Nanzer. 

La profesional también advirtió que las familias otorgan cierta legitimidad a determinadas áreas de estudio y desconocen otras orientaciones para sus hijos. “Gran parte de los chicos está condicionada por el contexto. Es importante que exista el apoyo familiar. Sobre todo en dejar de inducir a que los chicos elijan carreras con cierto reconocimiento, sino pensar más en lo quieren ellos”, aconsejó la especialista.

Ante la demanda de los chicos, la universidad ofrece dos tipos de talleres: uno, sobre herramientas para la plena elección; y otro, para quienes se replantearon la carrera. En el primero de los talleres, suelen participar jóvenes de 17 y 18 años. Mientras que quienes buscan una nueva reorientación van desde los 19 hasta los 21. Aunque también se registran casos esporádicos de adultos de 30 y 40 años.

Los casos analizados del segundo taller, revelaron que aquellos jóvenes que repensaron su elección, fue porque “se apresuraron a inscribirse en diciembre y cuando llegó febrero se dieron cuenta que la decisión no fue la acertada. Queremos prevenir la elección sin saber cómo es el plan de estudio”, adhirió la orientadora. 

Durante 2014, unos 450 chicos participaron de los talleres de la UNC. No obstante, también se recibieron cientos de consultas y charlas en escuelas del nivel medio. De acuerdo al balance de las profesionales, los chicos que participan de los cursos son derivados desde psicólogos de familia que detectan en los jóvenes cierta incertidumbre que no puede resolverse de manera aislada, sino en contacto con grupos de pares. 

Padres

En general, las consultas más usuales de los jóvenes están directamente relacionadas con las demandas de la sociedad. En muchos casos, se presenta la típica situación de “carreras cortas y con salida laboral”. “Eso hace que los jóvenes sientan presión en tener que estudiar y trabajar de manera urgente”, explican las psicólogas. 
Para evitar esa presión sobre los jóvenes, las profesionales describen que “a veces los padres vienen ansiosos, con buenas intenciones para ayudar a sus hijos. Pero hay casos en que no es el apoyo correcto, ya que la decisión la toman los chicos”. 
En tal sentido, desde la UNC proponen que la iniciativa surja por voluntad propia de los jóvenes estudiantes.

En el interior

En una pormenorizada comparación entre las elecciones que hacen los jóvenes del interior y los de Córdoba Capital, las profesionales mencionaron que los primeros “tienen una presión mayor”. “Esos chicos vienen a Córdoba a vivir, tienen que irse de su casa paterna a vivir solos. Algunos chicos, a eso lo ven como una gran oportunidad, mientras que otros se sienten comprometidos en no desperdiciar esa chance”, explicó Nanzer. “En ciertos casos percibimos mucho miedo a equivocarse”, remató.

Docentes

En el período inicial del año académico, el área de Orientación Vocacional de la UNC dedica recursos para el asesoramiento a docentes de escuelas públicas de Capital y el interior mediante talleres de arte. Actualmente, los educadores utilizan la materia “Formación para la vida y el trabajo”, la cual incluye temáticas sobre la orientación vocacional para desarrollar en el secundario. Según las especialistas, los docentes aplican esas horas cátedra desde 2010. “Antes había demandas aisladas. En cambio, ahora, por la presencia de esa materia, hay docentes que no tienen cercanía con las Ciencias Humanas y recurren a los talleres en busca de un apoyo”, agregó Nanzer.

Nuevas carreras

Más allá de las facultades tradicionales, la psicóloga Mercedes Biagi, a cargo de la consultora Orientación Córdoba, destacó: “Están en aumento las carreras de Diseño, Arte, Publicidad, Marketing. También hay una preferencia por carreras humanistas como Psicología, Recursos Humanos, Trabajo Social y Comunicación Social. Muy pocos se muestran interesados en las Ingenierías, porque las ven extensas y muy difíciles”.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo