?>
Córdoba

Cambios en consumo: pan, fideos y polenta son lo que más se come

El consumo de los productos que aportan más nutrientes sigue cayendo, mientras suben los que sólo “llenan la panza”.

No es bueno abusar de la carne y de la leche entera, es que el exceso de grasa es un problema para el futuro de las arterias. Sin embargo, los extremos no son buenos, y nos hemos pasado al otro.

El consumo en las despensas y almacenes sigue evidenciando una marcada merma en la venta de cuatro productos elementales de la canasta básica, los que han sido reemplazados por otros, cuyo aporte de nutrientes es mucho menor. La razón, una sola: el precio.

Sube y baja

El último informe del Centro de Almaceneros de Córdoba muestra la profundización de una tendencia que demuestra un giro radical en las costumbres alimenticias derivadas del aumento de los precios: baja el consumo de carne de vaca, de pollo, de cerdo y de leche. Del otro lado, sigue subiendo el de pastas secas (especialmente fideos), polenta (y legumbres en general), pan francés y papa.

“Cada vez puede advertirse un consumo más precario e insuficiente de los alimentos primordiales que componen la canasta básica alimentaria”, explica el informe, atribuyendo el hecho “al aumento de precios”. Los almaceneros consideran que este efecto lleva “mucho más de ocho meses”, pero que se intensificó ahora, cuando “se desvaneció por completo cualquier tipo de revisión sobre los precios, que a su antojo colocan hoy las empresas dominantes del mercado, principalmente sobre los productos de consumo masivo”.

Francés

En los almacenes pasa lo mismo que en las panaderías, mientras desciende la venta de especialidades (como facturas y criollos), aumenta la de pan francés, el más barato. Aumentó 13,73%, interanual.

Fideos

Las pastas secas en general, y los fideos en particular, se venden cada vez más. En especial, las marcas más económicas ($ 15). El consumo subió casi el 20% entre julio de 2015 y julio de 2016.

Polenta

El informe detalla que otro de los alimentos económicos que aumenta sus ventas es la polenta. Se trata de una suba que también está ligada al precio. Entre julio de un año y el julio del otro aumentó 14,6 puntos.

Papa

Entre las verduras, mientras la mayoría cae (las de hoja verde y también las frutas), el consumo de papa y batata aumenta considerablemente. Según el informe del Centro: 18,70 por ciento

Leche

El aumento del precio de la leche es grave porque está siendo reemplazada por mate cocido y té, que no aportan nada a la alimentación de los más chicos. El consumo bajó 16,6% en un año. El precio: ya cuesta $ 20.

Pollo

El pollo es uno de los productos que estaba reemplazando a la carne de vaca desde hace años, pero los últimos aumentos también golpearon sus ventas. El pollo fresco también bajó en consumo: – 8,35%.

Carne

La caída en la venta de carne se arrastra desde el año pasado y no logra levantarse. El incremento de casi el 100% en el precio de los cortes es la razón. El consumo bajó 16,5% entre julio de 2015 y julio de 2016.

Cerdo

El consumo de carne de cerdo, que lo mismo que el pollo venía hace tiempo en alza, ahora comenzó a bajar. Según el informe del Centro de Almaceneros, entre julio de 2015 y julio de 2016 cayó 5,40%.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo