?>
Córdoba

Brasero: noche de paz, día de sol: 41,6º

Muchos huyeron del calorón a las sierras y otros se quedaron en la ciudad y se refugiaron en el Suquía para refrescarse.

La ola de calor no sabe de feriados: ayer la temperatura máxima trepó casi a los 41,6 grados. Previendo el fenómeno, muchos cordobeses optaron por cambiar la costumbre navideña de trasnochar y dormir hasta tarde.

En lugar de eso, se acostaron un poco más temprano y en las primeras horas de la mañana ya estaban listos –bolsito del pícnic en mano–para partir a las sierras en busca de un río donde refrescarse.

El dato fue fácilmente constatable desde temprano en la Terminal de colectivos de la ciudad, donde se agolpaba la gente que no cuenta con movilidad propia, para abordar algún interurbano que lo lleve a algún enclave serrano.

“Nosotros salimos a bailar anoche, pero nos pegamos una duchita, dormimos un poco y decidimos venir a pasar el día en el campo”, indicó por su parte Juan Pablo, quien justo a un grupo de amigos partió en auto a Carlos Paz, pasado al mediodía.

A esa hora el peaje estaba “hecho un fuego” y aunque todas las casillas estaban en funcionamiento, las barreras se levantaban de a ratos, para evitar los congestionamientos. Incluso la Policía Caminera morigeraba los controles para evitar los embotellamientos en las rutas.

Como resultado de la “peregrinación” navideña a las sierras a poco de llegar el mediodía ya casi no quedaban asadores desocupados en las costas del Río San Antonio. Algo similar ocurría en la zona de Calamuchita.

En tanto, los principales balnearios también rebalsaban de gente, incluso algunos como el del “Fantasio”, cuyo vado aún seguía cerrado al paso tras la crecida de los días pasados.

Los que se quedaron. En tanto, muchos cordobeses que “se durmieron” –literalmente– para ir a las sierras, buscaron desde el mediodía alternativas para refrescarse en plena ciudad.

A falta de energía y agua en muchos barrios, uno de los destinos más populares fue el río Suquía; más precisamente la Isla de Los Patos, en barrio Alberdi.

De hecho desde el mediodía hordas de familias completas convirtieron al tradicional paseo de aguas profundas en una especie de “parador turístico”. Bastante riesgoso, pero refrescante.

En tanto, quienes optaban por quedarse en los hogares, tomando algo refrescante, se topaban con la ingrata noticia que en estaciones de servicios y otros comercios de venta de hielo el producto “estaba escaseando” por tanta demanda. “los clientes llaman para reservarnos bolsas de cubitos”, indicaron a en la Fábrica San José a Canal 10.

¿Lluvias? Para este jueves se espera una temperatura máxima de 39 grados, y la posibilidad de tormentas y lluvias por la tarde. No obstante el calor aflojaría sólo un poco: las temperaturas seguirán por varios días marcando picos superiores a los 35 grados.

......

El calorón raja el piso

En twitter, Lucas Conte comentó que en Pueyrredón y Punta Lara el asfalto saltó debido a la ola de excesivo calor.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo