?>
Córdoba

Los bondis saldrán con los patrulleros atrás

Las autoridades de la Policía se comprometieron ante empresarios y choferes de que reforzarán los controles en los recorridos de los urbanos.

Con cuatro colectiveros golpeados en los últimos días y numerosos insultos por parte de pasajeros, los choferes pidieron ayer en la Policía de la Provincia que se refuerce la custodia a las unidades. Se resolvió que habrá más operativos y adicionales, principalmente, en las zonas rojas. Anoche, al cierre de esta edición, se conocía que otro usuario le cortó la camisa a un conductor de un colectivo de Ciudad de Córdoba en barrio Santa Cecilia.

Los delegados de los choferes de Tamse, autoridades de la empresa estatal y dirigentes de la Unión Tranviario Automotor (UTA) fueron recibidos ayer por parte de la cúpula de la Policía. “Solicitamos medidas de seguridad para estos días. La Policía ha garantizado que eso funcionará y que se controlarán los boletos”, dijo el titular de la empresa municipal Tamse, Alberto Giménez.

Una de las últimas agresiones fue ayer, cuando atacaron a un chofer de la línea R8 de Tamse, el que fue herido en el rostro durante un asalto en barrio Las Palmas. Un pasajero se paró y tomó por detrás al conductor. En ese momento, aprovechó para robarle “la billetera y un teléfono celular”, según fuentes policiales.

“Le han cortado la cara. Hemos tenido varios hechos. Aparentemente es para robarle. Ha sido grave el tema”, dijo el delegado Claudio Tórtolo. Según el dirigente sindical de Tamse, el ataque fue “por represalias también a la medida de fuerza de la semana pasada”. Sin embargo, desde la empresa dijeron que “delincuentes” aprovecharon la instancia de paro que realizaron los usuarios el lunes pasado (en descontento por los tres días de la medida de fuerza de los choferes), para realizar hechos delictivos.

El robo en el R8 ocurrió alrededor de las 6.30 cuando el colectivo circulaba por Arrecifes y Santa Ana. El sospechoso había subido al coche en la zona del Nuevo Centro Shopping y a las cuadras le cortó la cara al colectivero.

El conductor, de 36 años, fue derivado hasta el Hospital de Urgencias y, luego, al Sanatorio Mayo. “Está bien. Tiene heridas cortantes en la cara”, contó el hermano del chofer. Otro de los ataques ocurrió en la madrugada de ayer cuando fue sorprendido un chofer de la línea R3 en Villa El Libertador.

El titular de la Tamse dijo que consiguieron la palabra de las autoridades policiales para que se cubran “más puntos de seguridad”, y que se tenga en cuenta el desarrollo que realiza el transporte. También explicó que se dará aviso a los efectivos en caso de que haya pasajeros que se resistan a abonar. Se reforzarán los barrios en las zonas rojas, de acuerdo con el entendimiento al que arribaron las partes. Con la promesa de más controles, los empleados de Tamse siguen en alerta, pero adelantaron que no realizarán cortes de servicios.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo