?>
Córdoba

El barro complica al cinturón verde de Córdoba

Los 60 productores afectados por la piedra no podrán sembrar por una semana por la lluvia.

El cinturón verde de Córdoba no hace otra cosa que sumar problemas. Es que a la fuerte pedrea del martes pasado se le suman los más de 100 mm de agua que cayeron entre jueves y viernes, anegando los campos.

“Esto va a impedir que se pueda entrar con las máquinas para poder volver a sembrar”, explicó a Día a Día Juan Perlo, presidente de la Asociación de Productores Frutihortícolas de Córdoba. “Hay que dar vuelta la tierra y preparar todo para la siembra. Esto se iba a hacer ahora, pero las lluvias van a hacer demorar todo al menos una semana”, detalló.

Según el dirigente, ya está confirmado que son entre 50 y 60 los productores de hortalizas afectados. “En una reunión con la gente de la Provincia ya aseguramos cuáles son los campos y el lunes van a venir a cuantificar las pérdidas”, explicó. La idea es conseguir subsidios para financiar la nueva siembra.

Se calcula que en total son unas 500 hectáreas las perdidas. La mayoría de acelga, lechuga y espinaca. También la piedra hizo daño al perejil, achicoria, rúcula, repollo y chaucha.

Desde la Asociación esperan que no aumenten demasiado los precios porque “la piedra cayó sobre el 20 ó 25 por ciento de la producción”.

Celebra Salsipuedes

Ni cruz ni diablo. En Salsipuedes la lluvia fue una bendición. Los más de 143 milímetros de lluvia registrados este viernes representaron un alivio para los pobladores, quienes pudieron salir por momentos de la emergencia hídrica. No hubo evacuados en esa ciudad y desde la Municipalidad que preside Sergio Cornejo piden circular con precaución por las carreteras.

“No hay evacuados, ni se han registrado graves inconvenientes a raíz del temporal. Sólo se acumuló arena y piedra en calles y rutas”, explicaron desde el Ejecutivo municipal. Personal de la Dirección de Servicios Públicos trabaja en esos sectores.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo