?>
Córdoba

Avilés: Estamos sufriendo lo que el lago nos marca hace mucho tiempo

El intendente de Carlos Paz aseguró que se está haciendo todo lo posible por mejorar el estado del lago San Roque y marcó que es una situación que se dio por 40 años de abandono.

El horroroso estado del dique San Roque por la invasión de algas y la olorosa consecuencia genera preocupación en Villa Carlos Paz. El intendente de la ciudad, Esteban Avilés, sostuvo que se llegó a esta situación años de abandono y aseguró que se proyectan las obras necesarias para que esta situación no se repita. 

La invasión de algas es cíclica y se repite todos los años. Este otoño fue peor, pero poco se hizo para evitar esta situación una vez más, principalmente las obras de cloacas para que se dejen de vertir aguas negras sin tratar al dique.

Respecto a esto, Avilés destacó en diálogo con Cadena 3 que se está gestionando ante el Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa) un crédito para ampliar la red de cloacas de Carlos Paz por 180 millones de pesos, empresa en la que acompaña la Provincia para facilitar el trámite. 

La "Perla" de Punilla tiene una planta depuradora de líquidos cloacales subutilizada y apenas el 30 por ciento de la ciudad tiene conexión a la red de cloacas.

Avilés marcó que se está avanzando firmemente en este aspecto y responzabilizó a las gestiones anteriores por años de falta de inversión en Carlos Paz.

El vertido de líquidos crudos al San Roque es uno de los principales responsables de la aparición de algas en el espejo de agua, ya que aporta los nutrientes necesarios para que este tipo de plantas se reproduzcan.

A juntar. Respecto a las soluciones inmediatas, Avilés indicó que este martes se está trabajando con un megaoperativo de limpieza en la desembocaduras de los ríos San Antonio (el sitio más crítico por la aparición de algas) y Los Chorrillos. 

¿Y el turismo? Por otro lado, el intendente de Carlos Paz se mostró confiado en que este problema no debería prolongarse en el tiempo y que el lago San Roque debería lucir limpio para Semana Santa. 

"A lo largo de los años, este inconveniente se ha dado solo en este mes y nunca llega a Semana Santa. Lamentablemente, en el centro de la ciudad hay un olor insoportable, que no solía tener esta presencia porque el clima está variando y eso ha influido mucho. Nuestro deseo es no tener más algas mañana, pero no sólo me moviliza Semana Santa, me preocupan los 25 mil habitantes de la ciudad", remarcó Avilés. 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo