?>
Córdoba

Aumento del boleto: denuncian que usaron el inflador

La oposición le observó al radicalismo los aumentos “inflados” de algunos de los costos al momento de calcular el incremento del boleto.

Nota relacionada: Desde el lunes, el boleto es boletazo

Quien tiene que tomar el colectivo todos los días se preguntará: ¿cuáles son los insumos y gastos de las empresas que incidieron en un pasaje a 5,30 pesos? La oposición le observó al radicalismo los aumentos "inflados" de algunos de los costos, a la hora de elaborar una minuta de los cálculos para llegar a ese valor del boleto.

El concejal del Frente Cívico y Social Daniel Juez realizó un estudio de los números que entregó el Gobierno municipal a los ediles para que pudieran realizar una lectura de los cálculos.

Fue de estas hojas, que el concejal cuestionó por qué se precisó un aumento de las lámparas para este servicio "de un 1.100 por ciento". "Me pregunto si no se pueden reemplazar por otras, de qué son", lo interrogó el concejal al secretario de Transporte, Juan Pablo Díaz Cardeilhac, en el único debate que se realizó el jueves pasado en la comisión de Servicios Públicos.

La respuesta fue la trasformación a un sistema de luces led para el sistema de colectivos.

También en la minuta de costos se describió un considerable aumento que presentaron las empresas en sus gastos administrativos. Este trepó en un año de 8.726.548 a 25.866.289 de pesos.

"Por qué subió un 196 por ciento más, no sé si alguien me puede explicar esto", insistió Juez.

También la concejala de Unión por Córdoba y ex secretaria de Transporte provincial, Claudia Martínez, cuestionó los números que el sistema tenía proyectados para el Boleto Estudiantil Gratuito, que maneja la Provincia.

"No tienen los números correctos, las empresas no los han informado bien", insistió la edil.

Los funcionarios de Transporte fundamentaron gran parte de los incrementos en los costos de los insumos debido a la inflación, y negaron que las obras del Sólo Bus sean costeadas con el aumento del boleto.

"Hay una realidad inflacionaria. Un colectivo costaba 640 mil pesos y hoy está en 995.000 pesos. Tenemos aumentos de los lubricantes de más del 50 por ciento", explicó Díaz Cardeilhac en la última charla con los ediles.

Opinón de Ary Garbovetzky - Redacción Día a Día

Cómo llevar los costos al máximo

Con 1,20 más por viaje regular (y casi dos pesos si es de noche), el intendente Ramón Mestre maximizó los costos de los vecinos en el rubro transporte, uno de los tantos que empieza el año con mordiscos de palometa asesina sobre el bolsillo.

Más no se podía aumentar: este era el límite político, más de cinco pesos (una barrera psicológica superada) y un 29,3 por ciento encima, un porcentual que está en el extremo superior de las estimaciones inflacionarias sobre el año que pasó.

Y todo esto mientras se aguardan los cambios del sistema, al que los capitalinos aportarán, al menos, con un mes por adelantado. Es cierto que la inflación justifica en parte (si se quiere, en una gran parte) la suba.

Pero si un aumento de 29 por ciento promedio en las tasas de la Contribución por Inmuebles que pagan todos los vecinos de la ciudad no genera mayor tensión social, un aumento del colectivo en la misma proporción –que usan aproximadamente 250 mil vecinos al día, un 20 por ciento de los capitalinos– eriza los ánimos.

Será porque es un servicio esencial, será porque es utilizado por sectores humildes o porque tiene una atención que no consiguen otros servicios como el de la recolección de residuos o el mantenimiento de calles y luminarias, pero aumentar el transporte es un tema sensible. Desde hace casi dos décadas, cada vez que sube el boleto el intendente de turno debe pagar costos políticos.

Y en esta oportunidad, no hubo excepción. Con la particularidad de que a un aumento que se lo signa de desproporcionado, la habilidad de la oposición en el Concejo Deliberante –y su contrario en el oficialismo– le han maximizado el costo a Mestre, primero con escándalo en la comisión donde no pudo sacar despacho favorable y, este martes, con el aprovechamiento de la ausencia inexplicable de uno de los 16 concejales de la mayoría automática del intendente, reemplazado con un mecanismo de urgencia, que deslució todavía más con la impresión de apresuramiento y desprolijidad una sesión de por sí difícil para quien gobierna.

Detenidos y heridos

El Concejo Deliberante amaneció este martes con una fuerte custodia policial. Decenas de policías, muchos con escudos, bastones y perros se apostaron en el Pasaje Comercio, donde está la sede legislativa.

Pero la tensión fue cuando se conoció la aprobación del aumento del boleto. Unos 200 manifestantes esperaron la noticia en las inmediaciones de Cañada y Humberto Primo, pero el conflicto subió cuando unas 20 personas arrojaron piedras. Hubo duros enfrentamientos, con 10 detenidos y cinco heridos.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo