?>
Córdoba

Árboles: el riesgo de caer en la Ciudad

Se trata de ejemplares que representan un peligro para los vecinos porque se pueden caer. La Muni dice que por año se extraen unas mil plantas.

Porque son viejos, se secaron, tienen problemas de raíz o una copa desmedida con ramas muy grandes, en Córdoba hay unos 3.500 árboles que representan un serio riesgo para los vecinos que transitan por las veredas, calles, plazas y parques de la ciudad. Es que en cualquier momento pueden venirse abajo.

El dato surge de un relevamiento de la propia Municipalidad. Los trabajadores de la Dirección de Espacios Verdes explican que ante esta situación, el mayor peligro se presenta cuando se producen tormentas de verano, ya que esto provoca la caída de ramas de gran porte o directamente de árboles enteros. 

Carlos Carreras, delegado de la repartición, aseguró que cuando caen plantas en gran cantidad se producen inconvenientes con tendidos eléctricos y desagües, lo que a su vez incrementa el peligro para los peatones. “La remoción de estos árboles es preventiva, para en un futuro evitar inconvenientes cuando sufrimos fuertes temporales. Nosotros tenemos una hidrogrúa para realizar esta tarea, por lo que se tiene que reforzar el trabajo de extracciones con contratación de empresas”, aseguró.

Según datos de Espacios Verdes, por año llegan al área entre 800 y mil pedidos de extracción de plantas riesgosas, a las que se les intenta dar respuesta para que no se acumulen los trabajos.

Miguel Mongiano, director de la repartición, aseguró que la Muni tiene en vigencia un contrato que vence el mes que viene con una empresa que realiza extracciones. Según explicó el funcionario, se terciarizó la poda y el retiro de árboles en peligro por las limitaciones para realizar la tarea con recursos propios.

Esta empresa ya retiró unos dos mil árboles riesgosos en la ciudad, aseguró Mongiano: “Se la contrató a través de una licitación pública para que realice esta tarea con este número específico de árboles. Definimos esta forma de trabajo después del tornado de enero de 2012, que provocó la caída de miles de ejemplares en toda la ciudad, lo que nos provocó muchos inconvenientes. El contrato comenzó en octubre de ese año y termina ahora, en septiembre”.

Ante la existencia de estos 3.500 árboles en riesgo de caer, Espacios Verdes prevé realizar un nuevo llamado a licitación para la extracción de dos mil plantas más.

Peligrosos. Según los trabajadores del área, los árboles más peligrosos son los más altos y los que tienen troncos de gran diámetro. También entran en este ranking los que tienen problemas de raíz y avanzan por encima de las veredas. Esta lista está conformada en su mayoría por sauces, eucaliptus y paraísos, y aseguran que el inconveniente es generalizado y se registra en diversas plazas, parques y veredas.

Por su parte, Mongiano indicó que muchas veces el deterioro de los árboles está relacionado con la intervención de las empresas de servicios públicos en las veredas: “En varias ocasiones nos hemos encontramos con árboles secos o inestables porque sus raíces han sido cortadas para la realización de trabajos de Aguas Cordobesas, Ecogas o Epec. El problema básico es el tamaño de las veredas, donde muchas veces no hay espacios para que convivan cañerías y árboles”.

Pedidos. 800 por año. Esa cantidad de pedidos de remoción de árboles en riesgo recibe la Dirección de Espacios Verdes de la Municipalidad.

Los más peligrosos. Son los más altos y con troncos de gran diámetro. También los que tienen problemas de raíz y avanzan por arriba de veredas.

Comprarán 7 mil plantas nuevas. La Municipalidad de Córdoba ya tiene en marcha un llamado a licitación pública para adquirir unos siete mil árboles nuevos para la ciudad.

Según explicó Miguel Mongiano, director del área de Espacios Verdes, estas plantas serán utilizadas para la recuperación de plazas y también para la parquización de canteros centrales de avenidas.

Para esta licitación, la comuna capitalina dispone de 850 mil pesos y se espera poder adquirir unos mil árboles de especies autóctonas.

“Nos gustarían que fueran más ejemplares, porque son los que están mejor adaptados para el clima seco de nuestra provincia y, por ende, los que están mejor preparados para resistir los temporales y tormentas, ya que son originarias de este suelo”, señaló Mongiano.

“Pero la verdad es que es muy difícil conseguir estas especies en viveros locales porque hay muy poca producción y crecen muy lentamente. Hemos usado muchos algarrobos”, aseguró el funcionario mestrista.

Las plantas que se comprarán se colocarán en las avenidas Donato Álvarez, Rafael Núñez, Celso Barrios, Río Negro y Valparaíso, entre otros vías y avenidas de la ciudad. 

Los árboles a implantar tendrán una altura promedio de dos metros y se plantarán con tutores para su correcto crecimiento.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo