?>
Córdoba

Analizan restos de La Perla

Conmoción nacional por el primer hallazgo de huesos humanos en los predios del Tercer Cuerpo de Ejército. Analizan si pertenecen a desaparecidos durante la dictadura.

Después de una década de obsesivo trabajo en las tierras del Tercer Cuerpo de Ejército, el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) encontró ayer restos humanos en hornos abandonados cerca del ex campo de concentración “La Perla”, el símbolo del terror en Córdoba durante la dictadura militar (1976–1983). 

El hallazgo de fragmentos de un esternón, un cráneo, un sacro, una costilla y otros huesos semiquemados y cubiertos con cal causó conmoción ante la posibilidad cierta de que se trate de restos de desaparecidos.

Si bien todavía no se cuenta con el aval científico del análisis genético, la expectativa se fundamenta en que los huesos pertenecerían “a personas jóvenes, en un promedio de 25 años”, según estimó el abogado querellante Claudio Orosz, y en que esos hornos fueron apropiados por el Ejército en 1975, meses antes de la dictadura y del “funcionamiento” del campo de concentración.

El horno, actualmente semiderrumbado, consta de tres arcos de casi tres metros y cuenta con una chimenea. Fue explotado por los trabajadores de una cantera expulsados en 1975 por los militares, según confirmaron a este diario altas fuentes del Juzgado Federal Nº 3.

Se llega al lugar desde la autopista Córdoba–Villa Carlos Paz, a la altura del puente de Yocsina, aunque el acceso es complejo por la topografía del suelo y la cantidad de vegetación. 

En esa zona viven unos pocos pobladores dedicados a tareas rurales y hay algunas casas abandonadas que en otra época fueron ocupadas por altos mandos del Ejército. Tal vez la más llamativa sea la conocida como “Casa de Piedra”, que de acuerdo con la Justicia fue utilizada por el propio Luciano Benjamín Menéndez en sus años de generalato para descansar y para encerrar a prisioneros.

Sobrevivientes de “La Perla” testimoniaron haber visto a dirigentes sociales y políticos secuestrados en la residencia de Menéndez.

Rompecabezas

Los huesos, tapados con escombros, tierra y semiquemados con cal, fueron llevados a la morgue. La Justicia ordenó en el acto que Gendarmería custodie los trabajos del EAAF en el horno, que seguirán de manera intensiva por al menos dos semanas. 

“Es necesario armar el rompecabezas de lo hallado. Para ello primero retiraremos todos los huesos que encontremos en el horno y recién entonces haremos los análisis de ADN para saber a quiénes pertenecen. Pero primero es necesario terminar de excavar”, explicó a este diario Anahí Ginarte, titular en Córdoba del EAAF.

Los miembros del Equipo Argentino se mostraban cautos, pero no ocultaban su emoción por tratarse de la primera vez que se hallan restos humanos en el predio de la Guarnición Militar Córdoba.

El EAAF, reconocido a nivel mundial, restituyó las identidades de desaparecidos cuyos huesos fueron encontrados en 2003 en una fosa común en el cementerio San Vicente de la ciudad de Córdoba. “Esto abre un nuevo panorama”, insistió Ginarte.

Se estima que unos dos mil secuestrados pasaron por “La Perla” entre 1976 y 1978. La Justicia Federal sospecha que la mayoría de los fusilados fueron desenterrados por el Ejército cuando en 1979 arribaron al país organismos internacionales. Los testimonios llevaron a concentrar la búsqueda en zonas rurales cercanas a “La Perla” conocidas como “El Torito” y “La Mezquita”, pero jamás se encontró un solo hueso.

Guiado por relatos de pobladores que aseguran que el Ejército quemó cuerpos, el EAAF arrancó ahora con los hornos. La expectativa es enorme.

................................................................................................

Encontrar los cuerpos, una cuenta pendiente

Opinión

La reparación histórica y social de las atrocidades cometidas durante la dictadura militar (1976–1983) se sustenta a grosso modo en dos aspectos: el juicio a los responsables de los crímenes y el hallazgo de los restos de los desaparecidos. 

El primer aspecto tuvo materialidad a partir de 2008, cuando el ex jerarca del Ejército Luciano Benjamín Menéndez fue sentenciado a prisión perpetua (junto con siete miembros de la patota del campo de concentración “La Perla”) por la causa “Brandalisis”, que integró el secuestro y desaparición de cuatro jóvenes en 1977. Luego hubo juicios por el siniestro Departamento de Informaciones de la Policía (D2), la Penitenciaría y la actual megacausa por “La Perla”, que tiene en el banquillo a 52 imputados por 417 víctimas y aguarda la acumulación de más causas.

Pero el segundo aspecto es una cuenta pendiente. El hallazgo del EAAF de restos humanos en el Tercer Cuerpo, aún con la carga de horror impregnada en esos huesos, abre un halo luminoso sobre una incógnita que lleva enterrada casi cuatro décadas. Literalmente. 

Sólo hallando los restos de los desaparecidos se podrán saldar deudas con el pasado.

................................................................................................................................

Hornos en el predio militar

En los hornos abandonados fueron hallados fragmentos de un esternón, un cráneo, un sacro, una costilla y otros huesos semiquemados y cubiertos con cal. La excavación apenas comienza.

El EAAF, único

El Equipo Argentino de Antropología Forense es reconocido a nivel mundial. En 2003 identificó restos en una fosa en San Vicente.

Terror puro

“La Perla” fue el campo de concentración más grande del interior del país. Hubo dos mil prisioneros.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo