?>
Córdoba

Advirtieron que había 700 árboles peligrosos

Lo habían dicho los trabajadores municipales de Espacios Verdes el año pasado, pero ninguno fue removido. “No tenemos elementos”, señalan.

El temporal soplaba con toda su fuerza sobre Córdoba. Soplaba como ningún otro temporal había soplado antes, con vientos que llegaron a los 180 kilómetros por hora, y los árboles de la ciudad se arqueaban hostigados por el feroz vendaval. Las ráfagas, voltearon 846 ejemplares y uno mató a una persona en Chacra de la Merced. 

¿Se podría haber evitado este colapso masivo? Ante el “tormentón” inédito e inesperado no es fácil trazar paralelismos, pero los trabajadores del área de Espacios Verdes de la Muni, que tienen a su cargo el cuidado y mantenimiento de plazas, parques y arbolado en la ciudad, aseguran que hasta noviembre del año pasado había 700 árboles peligrosos y ninguno fue removido por falta de insumos para realizar la tarea. 

Carlos Carreras, delegado del gremio de los municipales, contó que Espacios Verdes no tiene las herramientas necesarias para limpiar la ciudad después de la tormenta y que tampoco las tuvieron para remover los árboles peligrosos. 

“Para que dimensionen el estado en el que está la repartición tienen que saber que prácticamente no hay motosierras, ninguno de los vehículos de los que disponemos pasó el ITV (la inspección técnica vehicular), hay una hidrogrúa que no funciona desde hace nueve meses y casi no tenemos presupuesto para combustible”, explicó el delegado. 

Carreras contó que una empresa hizo “algunos trabajos” con los árboles riesgosos, pero cuando terminó la concesión todo el servicio de mantenimiento volvió a Espacios Verdes: “Ahí tenemos las consecuencias después de que alertáramos la situación de nuestra área. Tenemos tres máquinas para afrontar la recuperación tras este temporal y no observamos que desde la Municipalidad nos hayan traído algo para trabajar a la altura de las circunstancias”.

Las cuadrillas de Espacios Verdes están trabajando en conjunto con Defensa Civil y Bomberos de la Policía. Según Francisco García Montaña, uno de los responsables de la repartición, la situación no es tan grave y podría haber sido peor. 

“Tenemos bastante árboles caídos, cortes de calles y ramas colgando de los cables, esos son ahora nuestra prioridad. Ha sido un fenómeno muy fuerte, se han venido abajo más árboles que en una tormenta común pero esto está ligado a circunstancias meteorológicas impredecibles, es más, son árboles en buen estado los que han caído”, opinó en contrapartida el jefe de agronomía de Espacios Verdes. 

Además, el funcionario resaltó: “Lo único que se puede hacer para evitar esto es no tener plantas en la ciudad, demasiado pocos son los que se han caído porque los árboles de Córdoba están en buen estado por el retiro y evaluación que venimos haciendo desde hace 15 años y en silencio”.

Árboles caídos. Grandes: Cipreses, álamos y eucaliptus son las especies que lideran las caídas. Problemas: Una hidrogrúa no funciona desde hace 9 meses y casi no tienen para combustible.

Carlos Carreras, Espacios Verdes municipal. "Hay que tomar con responsabilidad estos temas porque un árbol que cae sobre un vehículo o una persona puede ser una vida que se pierde. No tenemos los elementos indispensables para poder trabajar a la altura de las circunstacias".

Sumate a la conversación
Seguí leyendo