?>
Córdoba

Absolvieron a tres ex militares acusados del asesinato de presos políticos durante la dictadura, en Córdoba

El juicio por delitos de lesa humanidad se originaba en la muerte de 13 presos políticos que habían estado detenidos a disposición del Poder Ejecutivo en la UP1.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal 1 de Córdoba, absolvió a tres ex militares en el juicio que se les seguía por crímenes de lesa humanidad cometidos en 1976 por el asesinato de 13 presos políticos que habían estado detenidos a disposición del Poder Ejecutivo en la Unidad Penitenciaria número 1 (UP1) de esta provincia.

Los jueces Julián Falcucci (presidente), José Vicente Muscará y José Camilo Quiroga Uriburu dispusieron las absoluciones del ex jefe del Regimiento de Infantería Aerotransportada II, Víctor Pino Cano; del ex teniente de esa misma unidad, Enrique Pedro Mones Ruiz, y del ex subteniente Luis Alberto López.

En tanto, el cuarto imputado que iba a ser juzgado, el ex policía de inteligencia Herminio Jesús Antón, acusado de tormentos a víctimas secuestradas en el Departamento de Informaciones (D2), no fue enjuiciado por razones de salud.

En el veredicto, el tribunal dictó la absolución de Cano, acusado de 10 hechos de homicidio doblemente calificado por alevosía y por el concurso de una pluralidad de partícipes y ordenó su inmediata libertad.

Mones Ruiz, fue absuelto de responsabilidad en cinco hechos de homicidio doblemente calificado por alevosía y por el concurso de una pluralidad de partícipes, y López en dos casos con la misma tipificación.

La fiscalía había solicitado prisión perpetua para Pino Cano, 12 años de prisión para López a quien acusó en carácter de cómplice secundario y la absolución de Mones Ruiz por considerar que no había pruebas suficientes sobre su actuación directa en los fusilamientos perpetrados fuera de la UP1.

El próximo 26 se conocerán los fundamentos del fallo, tras el cual el ministerio público fiscal evaluará si decide recurrir la decisión ante la Cámara Federal de Casación Penal.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo