?>
Córdoba

Abrazaron a un cole que va por la tercera semana sin clases

Padres y docentes reclaman a la Municipalidad soluciones definitivas, tras un incendio que quemó parte de un aula. 

Es la tercera semana que empieza sin dictado de clases en la escuela Arsenio Murugarren, en barrio Santa Cecilia, y la comunidad educativa hizo este lunes un abrazo solidario a la institución. Una falla en un tablero eléctrico en la cocina provocó un incendio en el aula contigua, de 2° grado, que todavía está sin reparar.

Bajo los cálidos rayos del sol de otoño, rodeados por padres y docentes con pancartas, los alumnos izaron la bandera nacional en el patio central de la escuela. 

“El incendio fue el lunes 23 de marzo, era feriado puente, y recién el jueves pasado vinieron a arreglar. Cambiaron los cables del tablero, pero el aula sigue destrozada y han dejado una zanja que es muy peligrosa”, contó María Marta Correa, maestra del jardín de infantes y delegada de la escuela. 

Tras el incendio, el aula quedó inutilizada, y el colegio se quedó sin suministro de energía eléctrica y gas. Luego de la reparación del tablero, se restableció la energía, pero las clases se retomarán cuando los trabajos estén concluidos. 

“La realidad es que esto tendría que haber estado resuelto en una semana, pero seguimos a la espera”, agregó la directora, Viviana Parodi, y repitió el objetivo primordial: “Queremos que las clases empiecen cuanto antes, pero en las condiciones debidas”.

Beatriz Biolatto, delegada de Educación del Suoem, consideró que “es imperiosa la necesidad de que los niños vuelvan a clases”. “Los docentes han trabajado haciendo cuadernillos para que trabajen en sus casas, pero es indispensable que se restituyan las clases”, sentenció Biolatto. 

“Esta es la tercer semana que no se está dictando clases, se hicieron todos los reclamos ante las autoridades y ante la empresa”, detalló la delegada. “Los padres reclaman que se retomen las clases, pero en estas condiciones entienden que no se puede”, agregó. 

La empresa encargada de arreglar el colegio trabaja en cámara lenta, aduciendo que la Municipalidad les adeuda dinero de otras obras. “Las autoridades están al tanto y preocupadas por la reparación, pero lamentablemente es la ocasión que encuentra la empresa para presionar a la comuna por otras deudas”, justificó la supervisora Cecilia Talamoni.

Clases, en el cole

“No queremos que pierdan más clases, ya estamos en abril y esta es la tercera semana sin actividad”, se quejó Yohana Lopez, y consideró que el cuadernillo para trabajar en el hogar es insuficiente. “No es lo mismo sin una maestra que les enseñe”, reclamó. Susana, madre de otro alumno, propuso que retomen el dictado aunque sea en horario reducido.

Con la bandera en lo más alto del mástil, padres y maestros caminaron hasta la intersección de avenida Cardeñosa y Guzmán, en donde cortaron por unos minutos el tránsito vehicular. 

Sumate a la conversación
Seguí leyendo