Viernes 9 de noviembre, 00:17
Despejado 31º / 40% +
/ Registrate

8N: Indignados Córdoba

Como sucedió el 13S, una masiva concurrencia rechazó anoche, frente al Patio Olmos, las políticas que lleva adelante Cristina Kirchner. Entre las muchas consignas se destaco el no rotundo a la re-re.

8N: Indignados Córdoba

09/11/2012 00:17

Por Veronica Suppo

Un Patio Olmos desbordado fue anoche el escenario de la concentración del 8N, en el que convivieron reclamos y críticas al kirchnerismo desde lo más dispares.

En un mismo metro cuadrado podía verse la mamá con su hijo diciendo “no a la reelección” de Cristina Fernández de Kirchner; a un joven universitario con un cartel de “quiero libertad”; a un chico que le advertía a los funcionarios “que Córdoba tiene historia”; y a una mujer mayor con una pancarta “por el 82 por ciento móvil” para los jubilados.

La protesta tuvo su epicentro en el Obelisco, en la ciudad de Buenos Aires (ver página 4). Y en las principales capitales provinciales hubo importantes réplicas del 8N.

El reclamo masivo fue por la no re-reelección de Cristina, pero convivieron en esta multitudinaria marcha planteos muy variados. Había quienes pidieron por el apartamiento de Guillermo Moreno, el secretario de Comercio Interior; otros batieron la cacerola en contra del programa de televisión 6,7,8; otros fueron en rechazo del Fútbol para Todos.

También hubo carterees que pedían por los planes y asistencia a los discapacitados y aquellos vecinos que fueron con consignas en contra del gobernador José Manuel de la Sota, al que le pidieron el pago igualitario a los jubilados. El intendente Ramón Mestre fue otro dirigente que la ligó porque había un grupo en contra que lo acusó con la frase: “Basta de coimas”.

Patio de la bronca. Las columnas ocuparon las inmediaciones de Patio Olmos, por la avenida Hipólito Yrigoyen se concentraron, principalmente, los jóvenes universitarios que bajaron de los edificios de Nueva Córdoba. Ahí el reclamo pasaba por “libertad y seguridad”. “Basta de adoctrinar políticamente a las personas”, se podía leer en uno de los carterees en esa zona de la marcha.

En el sector de la avenida Vélez Sársfield, entre San Juan y 27 de Abril, se observaban más bien familias, parejas que habían llegado desde los barrios, que habían ingresado a la marcha desde Colón y General Paz. Este grupo de edad mayor tenía otro tipo de reclamos, más centrados en planteos con mejoras para los jubilados. “Con los discapacitados no se metan”, “queremos el 82 por ciento móvil”, “basta de inseguridad y de relatos mentirosos”.

“El 8N es un grito de libertad por la no reforma de la Constitución Nacional”, fueron algunas de las consignas o frases que se podían leer.

Hacerse oír, como sea. No había grupo de cordobeses que, además de la cartelería, no tuviera en sus manos algo para hacer ruido. La cacerola fue perdiendo terreno entre los presentes, seguramente para no arruinarla, porque había quienes se las ingeniaron con latas de conservas, tachos de pintura, potes de helado y botellas con piedras. Todo servía para hacerse sentir en el corazón de Córdoba.

Los que llegaron con las manos vacías terminaron con algo para hacer ruido porque estuvo a full la venta de bocinas, por 30 pesos, las que fueron aumentado con el correr de la demanda. También había un puesto de venta ambulante de cacerolas, fuentes y pizzeras flamantes, por 20 pesos; además de banderas también por 20.

Lo que tampoco faltaron fueron los celulares, que estuvieron al rojo vivo. No había manifestante que no quisiera registrar ese momento.
En ese rubro, los más fotografiados fueron los integrantes de una agrupación gaucha de Jesús María, que coparon la atención. Los caballos fueron apostados en la Yrigoyen y en la Vélez Sársfield, por lo que había fotos gratis con los animales.

Los más bajos en altura también se las arreglaron y se subieron a la Fuente del Perdón, desde ahí tuvieron la mejor vista de una marcha que dejó cortada por casi cuatro horas a unas 10 cuadras de Córdoba.

Después de que los manifestantes cantaron el Himno Argentino, a las 21 en punto, las grupos empezaron a moverse y algunos a regresar a sus hogares. Pasadas las 22.30 las columnas comenzaron a dispersarse en una marcha sin políticos, sin interlocutores, ni oradores, pero con mucho ruido antikirchnerista.

.................

Malena
De Nueva Córdoba

"Es la primera vez que vengo, vine por la inseguridad y porque los jóvenes de 19 años nos damos cuenta, es terrible ver esto".

José
De Los Boulevares

"La gente está muerta de hambre, quieren que vivamos todos de los planes sociales que da la Cristina. Queremos dignidad".

María
De Alto Alberdi

"Vine con mi marido y el nene porque estamos cansados, queremos libertades. Basta de hablar de la re-reelección".

.....................

Quejas

Contra De la Sota y Mestre

Entre los miles de manifestantes, algunos apuntaron contra la administración provincial y la municipal.

..................

Los carteles volvieron a ser protagonistas en el Patio Olmos

Como sucedió en el 13S, no hubo tampoco en esta oportunidad una consigna común entre los miles de manifestantes cordobeses. Los reclamos estuvieron centrados en frenar la corrupción, mejorar la seguridad, elevar las jubilaciones al 82 por ciento móvil y entre otras. También se vieron muchos carteles en contra de la posibilidad de reformar la Constitución para habilitar la “re-re” de Cristina. La frase “no somos golpistas”, se repitió en muchas pancartas. Hubo pedidos de “Justicia independiente”.

.................

También se sintió en el interior cordobés

La protesta de ayer también se hizo sentir en el interior de la provincia de Córdoba. En Río Cuarto, por caso y según datos de la Policía, se estimaba que unas 7 mil personas habían participado de la marcha contra el Gobierno nacional.

También hubo una protesta en Villa María, cuyo municipio es liderado por el kirchnerista Eduardo Accastello.
Las marchas se replicaban en otros puntos de la geografía cordobesas como Villa Carlos Paz y Jesús María, entre tantas otras.

Más protestas. En Río Tercero, en la plaza central de la ciudad, hubo unas 900 personas, según se informó. En Villa Allende se movilizaron alrededor de 500 vecinos, cifra similar a la que se vio en la plaza de Cosquín.

En La Falda se estima que fueron unas 400 personas las movilizadas.

Menor incidencia tuvo la protesta en otras localidades, como Alta Gracia, donde hubo unas 150 personas, y en Villa Dolores, donde no llegaron al centenar.

En otras ciudades más pequeñas, como Cruz del Eje y Río Ceballos, no hubo gente movilizada anoche.

¿Qué te produce este tema?

Comentarios

  • © 2009 - 2011 Todos los derechos reservados.
    Cache generated by MODULE Static Page Cache at 09/11/2012 | 00:17:55 url:http://publicador.diaadia.com.ar/node/184153?recache=1