?>
Córdoba

41,2°: Córdoba fue un infierno

Con 41,2º de temperatura y 46º de sensación térmica, la ciudad y sus alrededores fueron ayer un verdadero horno. El consumo de agua se disparó, volvieron los cortes de luz y la crisis hídrica se agudizó en el Gran Córdoba. Por suerte, hoy la lluvia traería algo de alivio.

Ayer, a las 15.30, el termómetro marcó 41,2 grados centígrados (46 de sensación térmica), y los cordobeses sentimos que nuestra ciudad se había transformado en un infierno. Con semejante temperatura, los problemas llegaron y se hicieron sentir.

Por un lado, el tremendo calorón empujó a los vecinos de la ciudad a demandar cada vez más agua. Ayer, el consumo trepó hasta los 400 litros por habitante, y desde Aguas Cordobesas destacaron que son registros “altísimos”. Marcela Dávila, vocera de la empresa, aseguró que el servicio está garantizado para toda la ciudad, pero que estos picos de consumo pueden traer problemas de presión en algunos barrios. “Hasta la primera quincena de diciembre veníamos con un promedio de consumo de 330 litros por habitante, que nos resultaba auspicioso porque era más bajo que el de los registros históricos para la época. Pero del 15 en adelante el clima influyó y hoy tenemos este promedio de 400”, explicó la vocera.

Dávila también advirtió que el consumo es más alto que el registrado en enero del año pasado. La explicación para esto son las elevadas temperaturas y la falta de lluvias. “Así como el calor y la sequía aumentan el consumo, con las lluvias, disminuye”, explicó.

Respecto de la distribución del agua, Dávila aseguró que el sistema está más exigido, pero que el servicio está garantizado: “Se está maniobrando la red permanentemente, combinando las fases de gravedad con las de bombeo. Se está trabajando mucho para que haya agua en todos lados”.

Desde la empresa se destacó que los vecinos pueden experimentar falta de presión, aunque garantizaron que mantienen una buena presión de bombeo durante 18 horas al día, lo que permite que el sistema se recupere rápido y que en la noche, cuando baja el consumo, los tanques de las viviendas se puedan abastecer nuevamente. “Estamos teniendo llamados desde algunos puntos porque hay presiones más bajas a las habituales. El plan de acción es maniobrar la red para tener valores estables de presión para poder recuperarlos durante la noche. Cortes programados no hay”, precisó la vocera.

Sierras Chicas y... secas. Niños que se bañan en las piletas de natación y amas de casa que recurren al agua mineral para llenar una pava: así complica a los vecinos la falta de agua que desde el jueves afecta a Salsipuedes, Agua de Oro, La Granja y alrededores.

“Por la sequía, ni las vertientes más viejas, las históricas tienen agua”, justifican desde la Cooperativa de Agua de Oro, tras aclarar que la situación ya “superó todas la previsiones que se efectuaron desde la entidad e incluso desde gobierno provincial”.

En Salsipuedes, el 80 por ciento del pueblo no tiene agua, lo que llevó a que los vecinos se manifestaran ayer frente a la comuna. “La situación nos supera. Ya se plantearon proyectos y obras a la Provincia, pero incluso tenemos un quebranto económico para seguir contratando vehículos que repartan agua en los barrios”, se excusaron desde el municipio.

Día a Día confirmó que la crisis hídrica podría complicarse en los próximos días si no llegan lluvias importantes a la zona de las Sierras Chicas. Desde la Cooperativa de Mendiolaza-Unquillo indicaron que podrían ampliarse las restricciones al consumo en esa región. En la Cooperativa de Río Ceballos, en tanto, anticipan que se reunirán con la Municipalidad y así acordar acciones para minimizar el impacto de la sequía.

Cortes de luz. Con 46 grados de sensación térmica, los aire acondicionados estuvieron ayer a full, lo que provocó algunos cortes del servicio eléctrico en varios puntos de la ciudad y la provincia.

El vocero de la Epec, Adrián Calvo, informó que hubo cortes rotativos de una hora y media en Bell Ville, Leones, Inriville y Marcos Juárez por un desperfecto en una línea de alta tensión de 132 kilovoltios. En tanto, en la ciudad de Córdoba, señaló que hubo cortes particulares en casas, “pero no en barrios enteros”. Igual, ayer hubo muchos llamados a las radios locales de personas que se habían quedado sin luz.

........................................................

El campo seco ya preocupa
La lluvia tampoco llega a los campos y la preocupación por la pérdida de cultivos sigue en ascenso.

Así lo indicó a Día a Día Agustín Pizzichini, de Federación Agraria Córdoba, tras aclarar que con la sequía, jornadas tórridas como las de ayer ocasionan pérdidas diarias de alrededor del 20 por ciento de las cosechas afectadas, fundamentalmente el maíz, la soja y los forrajes.

“En el cinturón verde la situación también es complicada, casi no hay agua para el riego”, indicó el dirigente rural, tras recordar que durante esta semana la FAA junto a Cartez convocaron a asambleas de productores en toda la provincia para tratar el tema. Mañana habrá una en Toledo y a fines de semana podría realizarse otro encuentro en el norte provincial.

En las reuniones se evaluará el alcance de la crisis en el sector y la solicitud de ayudas fundamentalmente para pequeños o medianos productores”. Según indicaron los dirigentes, la ayuda podría tomar forma de certificados para diferir obligaciones impositivas.

En tanto, se confirmó que mañana desde las 11 se reunirá la Comisión de Emergencia Agropecuaria de Córdoba para evaluar la situación, luego de ser convocada por el Ministro de Agricultura provincial.

........................................................

Para que el golpe no sea un puñetazo
Tema obligado de conversación en un ascensor. El calor. Tan amado como odiado, el verano no pasa inadvertido. Se manifiesta con temperaturas que rondan los 40 grados. Es la estación más esperada por los niños. Con sus espaldas libres de mochilas parten para las piletas. Pero lo amado también puede convertirse en odiado si no se toman recaudos pertinentes.

Lo primero que hay que tener en cuenta es el mecanismo de funcionamiento del cuerpo. Cuando la temperatura y la humedad son altas, el organismo trata de disipar el calor que genera a través de la sudoración. Pero hay ocasiones en que el cuerpo no puede regular su temperatura y ésta puede elevarse por deshidratación o agotamiento del mecanismo de sudor.

Como somos animales de costumbre, inmediatamente tendemos a quitarnos la ropa, buscar lugares frescos y tomar mucha agua. Pero hay personas que no reaccionan por su cuenta y son más propensos a sufrir golpes de calor: los niños menores de 5 años y los adultos mayores. Hay que estar atentos a ellos, y darles una mano.

El proceso que lleva al golpe de calor tiene varias instancias previas. Primero se nos eleva la temperatura corporal (a 37 grados medida en la axila) y luego podemos sentir lo que se llama un “agotamiento de calor”. Este se manifiesta cuando sudamos en forma excesiva, tenemos la piel pálida y fresca, sentimos sequedad en la boca, sed intensa y calor sofocante. Podemos sufrir calambres, dolores de cabeza, estómago y vómitos.

El tercer y más peligroso paso es el “golpe de calor”. Éste se da cuando nuestra temperatura corporal llega o supera los 39 grados, tenemos la piel roja, caliente y seca. Sufrimos agitación, dolor palpitante en la cabeza, vértigos y desorientación, delirios, confusiones o convulsiones. ¿Qué debemos hacer en este caso? Llamar sin demora a un servicio de emergencias.

Un par de trucos. Para evitar un “mal trago” en verano, es conveniente tomar agua por más que no tengamos sed. En bebés, se deben aumentar las instancias de lactancia. Y lo que es mejor, combinar agua y sal: media cucharadita en un litro. Para prevenir malestares, evite las bebidas con cafeína y azúcar en exceso. No consuma líquidos o comidas calientes en exceso. Y vestir ropa holgada, liviana: de algodón y colores suaves.

........................................................

Para hoy se esperan lluvias y granizo
Después de la jornada agobiante de ayer, hoy llegarían lluvias abundantes, con tormentas eléctricas y hasta granizo, mientras que la temperatura bajaría levemente.

El cambio de tiempo se daría entre las 9 y las 12, cuando se registrarían vientos rotando al sur, con un marcado descenso de temperatura. “Esperemos que llueva, que es lo importante. La humedad va a ser más importante en toda la jornada y ello, combinado con la llegada del viento sur, seguramente hará que caiga algo de granizo en los primeros momentos de la tormenta”, dijo Karina Vargas, pronosticadora del Aeropuerto Córdoba.

No obstante las probables precipitaciones, la temperatura continuará alta. La máxima pronosticada según el Servicio Metereológico Nacional llegaría hoy a los 38 grados centígrados. En tanto, mañana miércoles volvería a llover sobre buena parte del territorio provincial, y la máxima alcanzaría los 25 grados.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo