?>
Córdoba

En 15 días se vota la ley por la que la Provincia controlará la Terminal

La Unicameral votará este mes la ley que conforma la Sociedad del Estado para controlar ambas estaciones de ómnibus de la ciudad de Córdoba. Prorrogaron por 60 días los contratos de alquiler a los actuales locatarios.

Después de varias idas y vueltas –que incluyeron una licitación que luego fue descartada–, finalmente el “colectivo” que transporta la estatización de la Terminal de Ómnibus parece que llegará a destino. Con la firma del gobernador José Manuel de la Sota; del ministro de Transporte, Dante Heredia; y del Fiscal de Estado, Jorge Córdoba, la Provincia envió a la Legislatura el proyecto de ley (11059/E/13) que, una vez aprobado, conformará la Terminal de Ómnibus Córdoba Sociedad del Estado (Tocse).

Según pudo conocer este diario, el oficialismo, con mayoría en la Unicameral, tiene previsto votarla este mes. Podría hacerlo el miércoles 10 de abril o el siguiente, el 17. De la Sota quiere cuanto antes enderezar el tema “Terminal” que, desde que asumió, no hizo otra cosa que provocarle fuertes dolores de cabeza.

¿Quién maneja? El proyecto, al que accedió Día a Día, estipula que la Tocse será conducida por un Directorio integrado por cinco miembros designados por el Ejecutivo: un Presidente, un Vicepresidente y tres Directores.

El texto describe que el Directorio funcionará con una estructura mínima compuesta por un Director encargado de la faz operativa, otro de la comercial y otro de la administrativa. Esos cargos tendrán una duración de “tres ejercicios” y los sueldos que cobrarán los integrantes “serán fijados por la Asamblea (conformada por el Directorio)”.

En el Centro Cívico ya se barajan nombres para ocupar esos lugares, pero esperarán a tener la ley aprobada para oficializarlos. De todos modos, al menos uno de los “candidatos” ya se muestra en la Terminal y habla con los locatarios como si estuviera en funciones.

El Gobierno designará también a un síndico titular y a otro suplente, “a los fines de que ejerzan la fiscalización” de la Tocse.

¿Con qué plata? Uno de los grandes interrogantes es conocer con qué fondos la Provincia encarará las inversiones necesarias para mantener el antiguo edificio (T1) y realizar las obras complementarias en el nuevo (T2). El propio Heredia calculó esos fondos entre 30 y 40 millones de pesos.

El proyecto sólo dice que la Provincia aportará un millón de pesos como capital social inicial. Monto que puede “elevarse hasta cinco veces por resolución de la Asamblea”.

En materia de financiamiento, entre sus atribuciones, se habilita a la Tocse a “celebrar toda clase de convenios y contratos con personas físicas y jurídicas, bancos oficiales y privados, (y) con organismos internacionales de crédito”.

Entre los considerandos de la iniciativa, “se procura que esta Sociedad del Estado sea autosuficiente, contando con ingresos propios genuinos, para poder afrontar las inversiones necesarias para cumplir con sus fines y objeto social”.

¿100% estatal? Según reza el escrito, el control estatal será total, pero también le abre la puerta a la participación privada de múltiples maneras, más allá de la explotación de los locales comerciales.

Eso es lo que cuestionan los actuales locatarios, quienes son parte de Ctoc, la agrupación que participó del fallido proceso licitatorio del año pasado y que tiene pendiente una respuesta oficial a un recurso de consideración presentado.

“Tememos por lo que pasará con nuestros negocios cuando se apruebe la Sociedad del Estado”, aseguró José Saranz, uno de los comerciantes de la Terminal.

Concretamente, Saranz está preocupado por las “nuevas condiciones comerciales” que, según piensa, estarán incluidas en la nueva etapa que se abrirá una vez sancionada la ley. También considera que el proyecto deja abierta la posibilidad de hacer convenios “de cualquier tipo” con privados.

Y refieren a un párrafo de la iniciativa que se cita a continuación: “La consecución del objeto social podrá ser realizada por la Sociedad, sea directamente, o a través de terceros o asociados a terceros, encontrándose facultada para celebrar contratos”.

Además, se establece que la Tocse “se hará cargo de las Terminales en todo lo atinente a su faz operativa, comercial y administrativa, ejecutando tales actividades a través de la decisión de su Directorio, sea por cuenta propia, de manera directa y/o indirecta, y/o a través de terceros y/o asociados a terceros, bajo las distintas formas que la legislación vigente admite en estos tipos societarios, locaciones de servicios o de obra, concesiones, alquileres, etc”.

Para el contador Carlos Escalera, titular de Ctoc, con esta iniciativa “quedó abierto el juego”.

Objetivo del proyecto. “La función de Tocse es la administración, gestión, explotación, mantenimiento y prestación de servicios”.

Locatarios, con dos meses más de contrato. Como se esperaba, la Provincia volvió a prorrogar los contratos de alquileres a los comerciantes que tienen montados sus locales en la Terminal de Ómnibus. La extensión será por 60 días e incluye un aumento del 6 por ciento en los valores que venían pagando por explotar espacios en la estación.

Pese a haber firmado la prórroga el lunes 25 de marzo, los locatarios dicen estar “muy preocupados” por “lo que se viene”. Lo que se viene es la conformación de la Tocse (Terminal de Ómnibus de Córdoba Sociedad del Estado).

“Esto es volver a patear la pelota para adelante. No hay soluciones de fondo”, se queja José Saranz, integrante de Ctoc, la agrupación que aglutina a la mayoría de los locatarios de la Terminal.

El comerciante aseguró que desde que la Provincia está al frente de ambos edificios no realizó ninguna inversión. Además, protestó por el permanente incremento en los costos. “Ya nos han aumentado un 20 por ciento los gastos comunes y ahora volverían a hacerlo”, aseguró Saranz, quien contó que “hace un mes que dos escaleras mecánicas no funcionan y nadie hace nada”.

Estilo Shopping. Como adelantó este diario en febrero, la idea de la Provincia es transformar a la Terminal en un shopping. En el texto enviado a la Legislatura queda claro ese objetivo: “No sólo se buscará el mejoramiento y armonización arquitectónica (…), sino que también se aspira a promover el desarrollo de un espacio de encuentro y esparcimiento para visitantes y los cordobeses en general, a través de una racional e inteligente explotación de los espacios físicos afectados, dentro de los cuales no solamente habrá comodidades y servicios para pasajeros, sino también para los habitantes de la ciudad que contarán con nuevo ámbito excelso y funcional para pasear y sentirse orgullo de Córdoba.”

Sumate a la conversación
Seguí leyendo