?>
Copa América 2011

Otro día de atasco en el Centro de Tránsito

ASAMBLEAS. Sigue la protesta del personal, sin atención al público. Subsisten conflictos en áreas municipales, pero se “paró la bronca” en los CPC.

Con pronóstico de más bronca para remiseros, taxistas y motociclistas amanece hoy, ya que continúa el conflicto del personal en el Centro de Tránsito, la dependencia municipal donde tramitan sus licencias de conducir. Así lo informó ayer el gremio de los municipales (Suoem), al precisar que “por incumplimiento de promesas” realizadas por las autoridades a reclamos de arreglos del lugar e insumos sigue desde ayer la protesta.

Los empleados cumplen sólo tareas internas, lo que significa que no realizan atención al público. “Seguirá seguro durante mañana y sin fecha cierta de solución, ya que no hay reunión prevista con las autoridades”, señaló ayer Damián Bizzi, vocero del Suoem. Como ocurre desde hace varios días, los vecinos que no pudieron hacer el trámite manifestaron su enojo a radios locales.

Por su parte, el secretario de Gobierno, Javier Bee Sellares, había informado que a los agentes que no atiendan al público se les descontarán los días no trabajados.
Además de esa dependencia sensible, hay otras que continúan con problemas. Empleados de Obras Viales realizan dos horas de asamblea por turno en reclamo de insumos y por “temor a tercerizaciones”, una modalidad que ellos entienden pone en riesgo sus fuentes laborales. En Defensa Civil continúan cumpliendo dos horas de asamblea por turno exigiendo el pago de “deuda salarial” y rechazando la “amenaza sufrida por trabajadores que reclaman de parte de funcionarios”.


Automotores es otra dependencia que está en conflicto, exigiendo “insumos” para cumplir con su labor: reparar la flota de vehículos de la comuna. Allí los empleados sólo reparan los ya ingresados y no aceptan nuevas unidades para arreglar.

En paz. En tanto, los problemas se descomprimieron en algunas áreas luego de las gestiones realizadas por las autoridades municipales. La escuela Santiago del Castillo de barrio Rosedal recuperó su funcionamiento habitual luego de que se le reparara la provisión de gas normalizando el suministro. Asimismo, el conflicto que nacía en los CPC –se declararon en estado de alerta el viernes– fue desactivado luego de una reunión entre los delegados y el secretario de Gobierno, Javier Bee Sellares, quien acordó una cronograma de atención a los reclamos de los empleados.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo