?>
Córdoba

Velas en la vigilia en la Plaza San Martín

Cientos de militantes se congregaron con velas a aguardar lo que ocurría en el Senado de la Nación. El frío fue el gran adversario.

Símbolo que carga significados. Luz, esperanza, expectativa, templanza, alerta. Símbolo que acompaña liturgias, que reúne, que permite ser compartido.

La luz de las velas, por cientos, esparcidas en la explanada del mástil de la Plaza San Martín, ayer fue parte de una liturgia laica, controversial.

Esa luz de tantas velas en los mosaicos del corazón de la ciudad, todas iguales, pequeñas, redondas coloridas, fue la que congregó la vigilia de la que participaron los militantes, y la que permitió por momentos partir en pedazos el clima del día más frío del año para calentar la expectativa por algo que estaba sucediendo a 800 kilómetros de distancia.

La juntada reunió unas 400 personas, muchas de las cuales “bajaron” de la sentada frente al Arzobispado, y se propusieron hacerle el aguante a la noche, hasta que las velas no ardan.

El frío pudo más, y pasadas las 21, cuando en el Senado “el poroteo” pronosticaba 32 a 31, las organizaciones comenzaron a disgregarse. “Hemos venido a realizar estas actividades, confluyendo frente a la Catedral, para manifestar nuestro repudio contra la Iglesia, y pedirle que deje de interferir en nuestras vidas”, dijo Laura Vilchez, militante de Pan y Rosas, un colectivo por los derechos de las mujeres nucleados en torno al Partido de los Trabajadores Socialistas.

Seguir peleando. “Queremos que se apruebe esta ley, pero estamos convencidos de que esto no es el final de la lucha, porque mañana ya estaremos pidiendo por otros derechos”, señaló la militante.

Ella fue una de las personas que entregaron encendidos discursos en el medio de la plaza, casi todos coincidiendo en criticar a la Iglesia por la fuerte presión que desplegó en contra de la aprobación de esta ley. “Todas las leyes que se aprueban para bien del pueblo no nacen de una concesión que hacen los políticos, sino que son fruto de la manifestación popular y de la presencia en las calles”, señaló Vilchez. Al hablar de los senadores cordobeses, cargó de paso contra Juez y Morandini, acusándolos de estar aprobando esta ley “más por una especulación electoral y no tanto por estar convencidos”.

Sobre el día de mañana, dijo que “no habrá tiempo para festejo, ya que queda mucho por pelear aún”.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo