?>
Ocio

Unidos por la tradición

El Festival de Jesús María comenzó con un mensaje de unidad nacional y, obviamente, mucha música.

Anoche, la fiesta de color y coraje volvió a revivirse en Jesús María. La edición 2009 del Festival de Doma y Folklore dio su puntapié inicial con una apertura que se ocupó de enviar un mensaje de unidad para el pueblo argentino.

En este sentido, el acto de apertura estuvo construido alrededor de un concepto teatral, pensado para poner de relieve el concepto de unión nacional y los ideales que marcaron el nacimiento de la nación argentina.

Primero, un cuerpo de bailarines representó a los pueblos originarios. Luego, hicieron acto de presencia los caudillos más importantes de la historia del país, entrando al campo de doma con cajas conteniendo tierra de todas las regiones del país.

Esas urnas luego pasaron a formar parte de un gran mapa argentino construido como un rompecabezas. La última pieza en integrarse fue la que representaba a la provincia de Córdoba.

Momentos más tarde, las notas del Himno Nacional se hicieron sentir en el aire nocturno, cantadas por Silvia Lallana, quien se ubicó en la tribuna alta para interpretar la canción patria.

La gente y los sonidos. El Anfiteatro José Hernández tardó en mostrarse ocupado por el público, ya que, antes del comienzo de la ceremonia de apertura, el ingreso se demoró una hora y media más de lo previsto. Finalmente, la gente ocupó aproximadamente el 65 por ciento de la capacidad del Anfiteatro.

La primer artista ensubir al escenario fue Gisela Santa Cruz, que interpretó cuatro temas. Para el cierre de esta edición, se esperaban las actuaciones de Los Guaraníes, Silvia Lallana, Pablo Lobos, Osvaldo González y Carlos DiFulvio, entre otros.

Precios. Dentro del anfiteatro, el agua mineral y las saborizadas costaban de 5 a 6 pesos, el fernet 8 y el gancia 10. Mientras tanto, la parrillada podía conseguirse a 30 pesos.

Lo que habrá hoy y mañana. Esta noche será coronada por uno de los artistas más fuertes de todo el festival: Jorge Rojas. Pero las demás propuestas no se quedan atrás. Entre otros, estarán Cuti y Roberto Carabajal, ADN Folklore y la cantante de tango Claudia Pirán.

Mientras tanto, la fecha de mañana estará llena de tonadas y aires musicales norteños y litoraleños. Los Kjarkas y La Diablada de Oruro traerán toda la alegría de la música y la danza boliviana. Por su parte, Amboé y Los Dioses del Chamamé le pondrán sabor mesopotámico al Anfiteatro de Jesús María. Por supuesto, estos son sólo algunos de los grupos que se subirán a las tablas. Además, una porción del espectáculo estará especialmente dedicada a los más chicos, con el humor y las canciones del querido Piñón Fijo.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo