?>
Córdoba

Una sábana azul para el sexo juvenil

Los adolescentes toman Viagra sin prescripción, advierten referentes de los principales centros de salud. Alertan sobre los riesgos de su uso indiscriminado.

Es una solución creada para personas con serios problemas biológicos (disfunciones, en términos técnicos). Sin embargo, el recurso es utilizado cada vez más por jóvenes que quieren rendir mejor entre las sábanas. El sildenafil, Viagra en nombre comercial, es un recurso cada vez más utilizado por los adolescentes y su consumo indiscriminado ya está desatando el alerta en clínicas y hospitales de la provincia.

Especialistas de los principales centros asistenciales de Córdoba coinciden en una apreciación: así como años atrás preocupaba el uso indiscriminado de Ritalina para contrarrestar una presunta hiperactividad en los niños, el desvelo tiene ahora la forma de una pastilla azul. Es que cada vez más jóvenes recurren a ella en forma abusiva y sin prescripción.

“El consumo del Viagra es muy común entre adolescentes, según constatamos con las consultas y los comentarios entre colegas. Los jóvenes cuentan que están expuestos a mucha presión, están inhibidos ante el avance de la mujer en ciertos terrenos. Hoy las chicas son las que encaran o hacen carreras por estar con más de un hombre a la vez. Los jóvenes nos dicen que ya no saben cómo conquistar a una mujer”, explica sin tapujos Stella Maris Maldonado, psiquiatra especialista en adolescencia, jefa del Servicio Infanto-Juvenil del Sanatorio Morra.

No lo cuentan. En este servicio del Morra, seis de cada 10 consultas se realizan por los llamados “trastornos en el control de los impulsos”. Entran dentro de esta tipificación los problemas de alcoholismo, adicciones, autoagresiones y el consumo indiscriminado del Viagra. Los varones que van a consulta por este último motivo, asisten solos, sin el acompañamiento de sus parejas.

“El joven nunca cuenta que consume sildenafil. En la mayoría de los casos lo oculta. Y los que recurren a la pastilla, lo hacen por sobreexigencia; porque seguramente quieren estar con más de una mujer”, revela Osvaldo Navarro, director de la Casa del Joven.

Para Navarro, hay dos factores que inciden en el aumento del consumo: la sobreexigencia y la inseguridad. “Los jóvenes consumen Viagra porque están inseguros de su condición. Tienen mucha presión para rendir bien sexualmente. Además, se exigen más de lo que pueden dar. Se pasan toda la noche en un boliche, consumen alcohol y como esta sustancia afecta la erección, recurren después al Viagra”, explica.

Sin embargo, el director de la Casa del Joven entiende que el consumo indiscriminado de esta sustancia se da principalmente en hombres de entre 20 y 40 años. “Los adolescentes no necesitan la pastilla. No tienen una vida sexual tan activa”.

Tiene sus riesgos. El Viagra no es una droga tóxica. No desata una adicción por sí misma, como sucede con los psicotrópicos que son mezclados con el alcohol. Sin embargo, cuando se toma sin prescripción se corren serios riesgos, especialmente de paros cardíacos.

“El sildenafil actúa como vasodilatador. Una persona con problemas cardíacos corre riesgo de muerte. Los jóvenes por lo general no se controlan ni la tensión ni el corazón. Pueden tener una patología y no lo saben. Si además toman esta pastilla, corren riesgo de muerte por paro cardíaco”, explicó el jefe de Toxicología del Hospital de Urgencias, Daniel Gómez.

En todos estos casos, los especialistas recomiendan un tratamiento terapéutico. “El apoyo psicosocial es fundamental para lograr que estos chicos recobren su estima”, graficó Maldonado.

El pico de venta, los fines de semana
La venta de sildenafil en Córdoba creció un 0,75 por ciento en 2010, respecto del año anterior. De los 168 mil fármacos dispensados durante los siete primeros meses del año pasado, la venta en la provincia subió a 169.400, según datos del Colegio de Farmacéuticos de Córdoba.

Esta suba, comparada con el resto de los medicamentos, no constituye una modificación representativa, según la institución. La venta de todas las drogas ha subido en general.

Pese a que el registro no está discriminado por edad, Marcelo Farri, presidente de esta entidad confirmó que la dispensa de este medicamento en jóvenes viene en aumento. “El pico de la venta se da los jueves, viernes y sábados, en la zona de los boliches”, aportó.

El titular del Colegio atribuyó la suba al mercado ilegal de medicamentos. “El Viagra, junto con los analgésicos y los psicotrópicos, es una droga que se consigue en el mercado paralelo, se vende en almacenes y quioscos”.

Para Stella Maris Maldonado, la punta del ovillo también se aloja en las farmacias. “Se trata de un medicamento que requiere de una sola receta. Por eso, muchas veces se vende sin prescripción”.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo