?>
Policiales

Una noticia bomba

La Brigada de Explosivos halló un proyectil de alto impacto al lado de un bar en Alto Alberdi.

La siguiente frase, perteneciente al subcomisario Hugo Lafont, segundo jefe de la Brigada de Explosivos, deja en evidencia la gravedad de lo ocurrido ayer en barrio Alto Alberdi, a la altura del Nuevocentro Shopping: “Si ese proyectil explotaba, mataba todo en 150 metros a la redonda”.

A las 2, la Policía, Bomberos y la Brigada de Explosivos cortaron la avenida Duarte Quirós, entre las calles Sol de Mayo e Ingeniero López, y evacuaron a decenas de hombres y mujeres que estaban en la zona, varios de ellos en un bar recientemente inaugurado.

Resulta que una llamada anónima había alertado sobre la presencia de un proyectil de alto impacto explosivo. Los perros de la Brigada olfatearon un sobre de papel madera que estaba escondido en un cantero en frente del bar. En su interior, los uniformados hallaron un proyectil de mortero, calibre 81 milímetros, sin espoleta y con carga activa completa.

Vecinos y curiosos presenciaron en los alrededores el momento en que los especialistas retiraban el aparato, aún sin poder entender cómo había llegado allí ese explosivo. “Es evidente que fue un militar retirado, o un pariente de un militar retirado, que lo tenía en la casa como un recuerdo hasta que se hartó y lo dejó en el cantero. Incluso, debe haber sido la misma persona que luego llamó para alertarnos así lo desactivábamos”, manifestó Lafont.

Según el subcomisario, el proyectil “no podía explotar porque no tenía la espoleta”, aunque podría ser activado por especialistas en la temática. “Contiene tres kilos de material bruto y 800 gramos de explosivos. Si se detona, se convierte en esquirlas que aniquilan todo en un radio de 150 metros”, agregó. Lafont indicó que “es bastante frecuente” que Explosivos encuentre proyectiles abandonados en la ciudad, y que eso se debe “a la cercanía con campos de prácticas militares”.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo