?>
Día Mundial

Una marea roja festeja en España la Copa del Mundo

La selección campeona recorrió las calles de Madrid mostrando la Copa, luego de reunirse con Zapatero y la realeza. Euforia de multitudes.

Bandera en mano y con los colores rojo y amarillo en sus rostros, multitud de aficionados se rindieron ante los componentes de la selección española, que exhiben la copa Mundial por las calles de la capital de España un día después de coronarse campeones en Sudáfrica tras vencer en la final a Holanda.

Tras mostrar el trofeo al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a los Reyes de España y a los Príncipes de Asturias, los jugadores y el cuerpo técnico se dieron un baño de multitudes paseando la Copa por buena parte del centro de la capital española.

A primeras horas de la tarde, la "marea roja", muy emocionada, volvió a inundar Madrid para recibir a los campeones del mundo como se merecían, ondeando sus banderas y haciendo sonar sus bocinas y trompetas en gesto de victoria.

La multitud se emocionó aún más cuando varios aviones del ejército español pasaron en formación y dibujaron la bandera española en el cielo madrileño.

La espera mereció la pena. La afición, fiel a su equipo durante toda la aventura africana, se mostró incansable a la hora de animar y apoyar en los buenos y malos momentos. Por ello este día les pertenecía, era el día de disfrutar y recoger el fruto del trabajo bien hecho.

En la explanada de Madrid Río, entre los puentes del Rey y de Segovia, está instalado un escenario donde está previsto que acabe el recorrido triunfal de la selección española de fútbol tras conseguir la Copa del Mundo en Sudáfrica y donde habrá un concierto.

Desde primeras horas de la tarde este espacio cedido por el consistorio madrileño a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) para el evento se ha ido llenando de una marea roja que minutos antes de las diez de la noche ya estaba llena de gente.

La llegada. El seleccionado español de fútbol regresó hoy a su país tras su consagración en el Mundial Sudáfrica 2010 y fue recibido por una multitud eufórica en el aeropuerto de Madrid-Barajas.

"Bienvenidos a un país más feliz. ¡Gracias!", expresó uno de los hinchas de "La Furia" a través de uno de los carteles más llamativos de aquel colorido escenario.

Aunque la llegada del plantel se esperaba para las 11.30 del mediodía, el avión recién aterrizó a las 14.40, pero a nadie le molestó esperar un poco para ver a sus ídolos, aunque sea a la distancia.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo