?>
Córdoba

Una despedida de 6° terminó con 25 jóvenes en la comisaría

Casi todos, menores de edad, estaban alcoholizados. Eran del San Pedro Apóstol y del Colegio Alemán. Preocupan las fiestas privadas que se convocan por Facebook para despedir la secundaria.

Una fiesta de estudiantes terminó ayer con un saldo de 25 jóvenes en resguardo policial. Casi todos estaban alcoholizados y eran menores de edad. El episodio, que ocurrió en la madrugada del jueves en el Club de Ingenieros de barrio Silvano Funes, puso el alerta en autoridades municipales y provinciales sobre las fiestas privadas de fin de curso que se convocan a través de Facebook.

"Pusimos a 25 jóvenes en resguardo en una comisaría. La mayoría tenía entre 14 y 17 años y estaba alcoholizado. Estaban protagonizando disturbios dentro y fuera del local, por lo que los llevamos a la comisaría y los pusimos a disposición de sus padres", explicó el comisario inspector Nicolás Díaz.

Pasada la 1, el supervisor de seguridad de una empresa privada Rubén Naón pasó por el predio ubicado en la calle Doering al 6100, al norte de la ciudad de Córdoba. Notó que el local había excedido la capacidad de gente. "En el baño no había control y en la barra había una sola madre porque el resto de los padres había fallado. En la cocina había mucho alcohol", dijo.

Naón avisó a la Policía. Temprano en la madrugada, se detuvo a un grupo de 25 jóvenes en forma preventiva. Según informó personal policial, algunos de ellos estaban alcoholizados. Habían protagonizado "disturbios, insultos y corridas".

"Había una barra que vendía alcohol a los menores, por intervenimos y secuestramos mercadería. Retiramos 100 botellas de vino y otras 12 de cerveza", explicó el comisario Díaz.

Los chicos fueron trasladados a la comisaría 14. Fueron puestos a disposición de los padres. "No hemos encontrado al organizador del evento pero sabemos perfectamente que no es ninguno de los colegios", dijo Díaz.

La fiesta había sido convocada por Facebook. El mensaje en Internet llamaba a estudiantes con motivo de una despedida de los colegios San Pedro Apóstol y Colegio Alemán. Sin embargo, para Díaz, ésta fue una excusa para "captar" jóvenes de alto poder adquisitivo.

"Estamos investigando quiénes organizaron esta fiesta. Sospechamos que se publicita en Internet para cazar al público de cierto nivel adquisitivo, pero es posible que los colegios no se enteren", dijo el comisario.

Sofía, una alumna del Colegio Alemán, testimonió los motivos por los cuales se habría desencadenado la pelea: "Es la despedida que nos hacían los de quinto a nosotros. A las 3 de la mañana, la fiesta estaba a la mitad. No nos dejaron entrar a algunas chicas porque había mucha gente, y en cambio sí permitieron el ingreso a algunos chicos que no estaban invitados. Ahí se armó el lío".

En debate. El incidente con los estudiantes tuvo lugar en un contexto en el que se debate una nueva ordenanza de espectáculos públicos en la ciudad de Córdoba. La normativa en discusión busca ordenar todo tipo de actividad que se realice por la noche.

"Hay que endurecer las sanciones con las personas que venden alcohol a los menores. Esa gente tiene que estar privada de su libertad", dijo el concejal Marcelo Cossar (UCR).

Sumate a la conversación
Seguí leyendo