?>
Córdoba

Un fétido olor a cloaca pudrió todo el jardín

Desde hace 10 días, en barrio Jardín del Pilar conviven con aguas servidas.

Qué reconfortante es matar el calor de una tarde de verano con una jarra de limonada en el patio de casa! En barrio Jardín del Pilar, la sensación de frescura es placentera hasta que el olor nauseabundo de la cloaca invade el aire de la zona y los vecinos se atragantan entre el sabor del limón y el vómito, ya que desde la tormenta del pasado 24 de enero, de las tapas de las cloacas no para de salir agua servida.

Silvia Leytes, la presidenta del centro vecinal, aseguró que ya no saben cómo hacer el reclamo en la Municipalidad para que reparen el fétido desperfecto e indicó que “con el calor de la tardecita, hay vecinos que no pueden abrir las ventanas de sus casas por el olor a cloaca que hay en la vereda”.

En la calle Lujan al 2800 está una de las “vertientes” de agua turbia que, de a poco, emana el líquido putrefacto durante todo el día. “No podés salir al frente de tu casa por el olor, los chicos no salen a jugar porque la vereda es un foco infeccioso tremendo. Lo líquidos comienzan a fluir a la tarde y a la noche el olor ya es insoportable y al otro día queda toda ese agua estancada”, comentó Javier, vecino que vive sobre la calle Luján.

Además, en el centro vecinal identificaron otros puntos “olorosos”, como las calles Pigüé, Tres Arroyos y Castañares. El funcionamiento del alumbrado público es otro de los problemas. Desde hace 20 días, la luminarias del barrio dejaron de funcionar y todavía los vecinos no tienen respuesta de la Muni.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo