?>
Policiales

Tribu rescata a pasajeros de avión caído

Brasil. Una aeronave con 11 personas se estrelló en un río de la selva amazónica. Un grupo de indígenas salvó a nueve.

Nueve personas sobrevivieron, una está desaparecida y otra estaría gravemente herida como consecuencia del aterrizaje forzoso de un avión de la Fuerza Aérea brasileña en la selva amazónica.

Los restos del avión C-98, que llevaba 11 personas a bordo, fueron encontrados en el río Ituí, sur del estado de Amazonas, por integrantes de la tribu indígena Matis, que se movilizó por la selva para colaborar con los militares en la búsqueda.

En el avión viajaban cuatro militares y siete empleados de la Fundación Nacional de Salud (Funasa) que se trasladaban desde Cruzeiro do Sul, estado de Acre, hasta Tabatinga, estado de Amazonas, área de la triple frontera de Brasil, Colombia y Perú, informó un comunicado de la Fuerza Aérea.

La aeronave realizó un aterrizaje forzoso sobre el río Ituí, entre las aldeas Aurelio, de la tribu de los Matis, y Río Novo, de la tribu de los Murgos. El avión pudo ser localizado gracias a que el cacique de la aldea Aurelio escuchó, el jueves pasado por la mañana, un fuerte ruido en el río Ituí, convocó a varios miembros de la comunidad para emprender las búsquedas, comunicó el hallazgo a la Fundación Nacional del Indio (Funai) y organizó la asistencia de los sobrevivientes hasta la llegada de los rescatistas.

Un helicóptero de la Fuerza Aérea y otro del Ejército trasladaron a los sobrevivientes hasta un hospital de Cruzeiro do Sul, donde se constató que están en estado de shock, aunque sin lesiones. La Fuerza Aérea informó que un militar está desaparecido y un técnico sanitario quedó aprisionado entre los hierros de la aeronave y se desconoce si sigue con vida.

Uno de los sobrevivientes, José Correa de Araújo, de la Funasa, explicó que la aeronave "dejó de funcionar en el aire", por lo que el piloto "envió el avión para adentro del río". "Los nueve estamos sin heridas, con muchas picaduras de insectos en todo el cuerpo. Estuvimos varias horas en la selva. Estamos en estado de shock, muy conmocionados", agregó el funcionario.

El avión siniestrado participaba de la operación "Gota", un plan del Ministerio de Salud para vacunar a las comunidades indígenas en los lugares más remotos del país.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo