?>
Ocio

Tomar helado es, todavía, una salida barata

Con 14 pesos, una familia puede darse el “gustito”. Las ventas vienen flojas, pero hay buena expectativa.

Los cuatro cucuruchos, con dos bochas de helado cada uno, se pueden conseguir por sólo 14 pesos. Un precio bastante accesible para los cordobeses que estén pensando en invitar a su familia a disfrutar de una salida económica y fresca. Los valores, de acuerdo con un relevamiento realizado ayer, están un 20 por ciento por encima de lo que registraban el mismo mes del año pasado.

En Grido, la heladería que con unas 120 bocas en esta ciudad tiene la mayoría del mercado, por 3,50 pesos se puede comprar el cucurucho Gigante. O si se pretende ahorrar un peso, por 2,50 se accede al Supergridito.

Si la idea es comprar, y luego disfrutar del helado en casa, el kilo promedia en Córdoba los 22 pesos. En las heladerías más económicas arranca en 17 y, en las llamadas artesanales, trepa a más de 35.

En cuanto a los sabores, la línea premium de Caseratto presentó esta temporada tres gustos: bombón irlandés, sorrento y bombón Caseratto. “Entre los 80 sabores que vendemos en las cuatro sucursales en la ciudad está nuestro caballito de batalla: el exclusivo Ferrero Rocher, original de Italia”, detalló Agustín Gigena.

El calor que se viene. Los empresarios del helado están esperando con expectativas la llega de un fin de semana caluroso. “Hasta ahora, las jornadas de mayor temperatura fueron días de semana, y los sábados y domingos, refrescó”, lamentó Martín Oddo, directivo de Helados Glups.

Respecto del nivel de ventas, Gigena es optimista. “Ha habido un bajón de cerca del 20 por ciento, pero se está trabajando bien y viene la temporada alta”, agregó. “No escapamos a lo que es la crisis global, pero tomar un helado sigue siendo la salida más económica”, razonó.

Para Oddo, cuya firma se especialista en la venta de helados a nivel mayorista, bajaron las compras de restaurantes, quioscos y supermercados entre un 10 y un 15 por ciento”. “Pero venimos creciendo en litros año a año”, explicó.

En relación con los precios, todos los heladeros coinciden en que en Córdoba la plaza está “deprimida”. “En otras provincias, el precio es mayor”, detalló Oddo.

Se vende una bocha. Según datos de la Dirección Nacional de Alimentos, el mercado interno del helado factura 200 millones de pesos al año en el sector de heladerías artesanales y unos 600 millones a nivel industrial; en tanto, el consumo de helado promedio entre los argentinos es de 4,5 kilos per cápita al año.

Anote: helado “gratarola”. Aprovechando que el próximo martes 25 de noviembre la sucursal del Paseo del Buen Pastor cumple años, la heladería Nissetto quiere imponer el “Día del Helado”. La buena noticia para los fanáticos de las cremas heladas es que la idea de la firma es regalarle una bocha a cada cliente. Se verán beneficiados todos, tanto los clientes habituales, como aquéllos que se acerquen a cualquiera de las sucursales por primera vez.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo