?>
Córdoba

Todos se dan vuelta para verle la cola al dique

Las aguas del río San Antonio, que desemboca en el dique, crecieron hasta una profundidad de 3,20 metros, colmaron el embalse y dieron lugar a este tradicional espectáculo cordobés.

El torrente de agua que sale disparado a través de las válvulas del dique San Roque, cada vez que la capacidad del embalse llega a su límite, es siempre un lindo espectáculo para todos: muchos cordobeses y cientos de turistas lo disfrutaron en las últimas jornadas en Carlos Paz.

Debido a las intensas lluvias que se registraron el jueves, el caudal de agua del río San Antonio (que atraviesa Icho Cruz, Cuesta Blanca, Mayu Sumaj y Carlos Paz) alcanzó una profundidad de 3,20 metros, según informó el jefe de bomberos de Icho Cruz, Diego Concha. La enorme afluencia colmó rápidamente el San Roque, por lo que el mecanismo de evacuación controlada se puso en marcha, para deleite de todos los presentes.

El potente chorro de agua blanca dibujó la tradicional "cola de novia", imponente figura moldeada por la presión con la que sale disparada el agua, que hasta el momento en que la subsecretaría de Recursos Hídricos decidió abrir las vías de escape, aguantaba contenida tras el paredón. El dique San Roque cuenta con dos válvulas de escape, pero ayer sólo hizo falta abrir una. En la imagen, se puede ver por qué este simple mecanismo, pensado para que el dique no rebalse, es valorado por todos como un espectáculo. Por este motivo, en la ciudad pudimos ver a nuestro río Suquía bien crecidito, e incluso, en algunos tramos, llegando hasta el pavimento de avenida Costanera.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo