?>
Deportes

Todavía no los tiene

El técnico Dalcio Giovagnoli no quedó conforme con la práctica de ayer. Hoy, definiría a los titulares.

Dalcio Giovagnoli todavía duda. Aún no tiene la última palabra. Sabe lo que quiere, pero no puede lograr que esa teoría sea un espejo de lo que la realidad indica. Su equipo no juega bien y, aunque Unión mostró una mejoría, todavía no lo satisface.

Ayer, tras la primera práctica formal de la semana el técnico se fue preocupado. El desempeño del equipo no varió mucho de lo realizado ante el Tatengue. Es decir, no jugó bien, llegó bastante al arco rival, pero volvió a fallar mucho a la hora de definir. El entrenador sostuvo que hoy, tras la segunda práctica formal (a las 10 en Villa Esquiú) confirmará los nombres que enfrentarán a la Gloria.

Los supuestos titulares alistaron a Olave; Pautasso, Novaretti, Turus y Cárdenas; Farré, Lux y Becerra; Bustos; Chavarría y Cuevas. Es decir, Becerra volvió a formar parte del equipo tras recuperarse de una infección en uno de sus dedos del pie izquierda y quien salió fue Mario Pacheco. De esta manera, Lux abandonó el sector izquierdo para ocupar un lugar como volante central.

Este equipo enfrentó a otro con un dibujo similar al que puede llegar a utilizar Instituto, el sábado, a las 19.20. Los suplentes pusieron en cancha un dibujo con tres defensores, cuatro volantes, un enganche y dos delanteros (sistema elegido por el técnico de la Gloria Jorge Ghiso en la mayoría de los juegos). Los nombres elegidos fueron De Giorgi; Berza (González), Farías y Lollo; Aldecoa, Pacheco, Vázquez y Maldonado; Beraza (Mansanelli); Manicero y Soriano.

El resultado final fue 2-1 para los titulares, con dos goles de Chavarría para los titulares y Manicero, para los suplentes.

Conclusiones. Giovagnoli no quedó conforme con la práctica, sobre todo porque el medio campo no tuvo mucho juego. La línea de fondo estuvo firme, aunque Franco Vázquez, jugando como doble cinco, le creó bastante problemas. En el medio, ni Farré ni Becerra lograron ser desequilibrantes por su sector. Por su parte, Bustos jugó unos metros más adelante respecto de lo hecho ante el Tatengue, pero tampoco logró ser el asistidor de los delanteros.

En ofensiva, en la práctica de ayer, equivocó bastante los caminos. Chavarría fue el jugador más profundo y desequilibrante. Sin embargo, Cuevas se tiró muchas veces por las bandas y no logró tener chances claras de gol.

Lo define. Hoy se realizará la segunda práctica formal y luego Giovagnoli dará a conocer quién jugará ante la Gloria y quién quedará concentrado. Por lo visto ayer, no se descarta que Vázquez pueda llegar a tener algunos minutos para el equipo titular.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo