?>
Temas

Talleres" "Tengo una deuda con

DE BRUNO QUIERE VOLVER. El 10 habló con Día a Día y dijo que sueña con sumar para el ascenso. Dice que está bien para jugar. Arzubialde lo conoce de Gimnasia (J).

L as noticias nacen y se reproducen. Las versiones son rumores que luego se confirman. Las idas y vueltas en Talleres convierten al club en una constante usina de información. Y cuando el río suena... en barrio Jardín algo trae.

La cosa surgió por un pequeño indicio que daba vueltas y que llevó a Día a Día a dar rápidamente con él. Llamada internacional a Ecuador. Desde allá, con voz nostálgica, Luciano De Bruno comenzaba a transmitir parte de sus sensaciones, las del momento, las que lo hacen repensar su presente.

–Hola Luciano, te llamamos de Día a Día, un diario que nació un mes antes de aquel descenso...

–Hola, no, no me hablés. ¿Día a Día? Ya lo voy a ver por la web. Todavía siento que tengo una deuda con Talleres. Qué cerca que estuvimos de quedar en la historia...

Claro, se trata de aquel Talleres que dirigía el hoy entrenador de River Plate, Juan José López. Fue una sumatoria de puntos abismal, descontándole a rivales directos como Chacarita y Nueva Chicago que venían holgados a comparación de ese Talleres en 2004. Aquel que peleó el campeonato, que estaba en las copas otra vez, pero que por la acumulación de temporadas anteriores, el promedio lo condenó a la Promoción. Y fue Argentinos Juniors el que se llevó puesta a la T. De allí en más, todo fue peor en Talleres hasta este averno del Argentino A.

–¿Qué sabés de Talleres?

–Todo, lo que me preguntes. Sé qué está en el Argentino y lo sigo siempre. Conozco a (Walter) Ribonetto, hablo y chateo siempre con el Chavo Ruiz, soy amigo Fabio Pieters y me muero por volver a Talleres. No me importa que esté donde está, quiero sumarme a Talleres y pelear el ascenso. Bah, ascender a la BNacional.

–Se puede pensar que no estás bien...

–¿Qué? Estoy en Ecuador donde jugué hasta la semana pasada porque se terminó el torneo. Jugué en el Macará y fui titular y capitán, hice goles. Estoy bárbaro, me siento bien, no he tenido lesiones y la verdad, siento esa pica de volver. Ahora me voy a Rosario con mi familia y vamos a decidir qué hacer.

–¿Te hablaron de Talleres?

–Dirigentes no. Pero he hablado unos meses atrás con el Laucha Arzubialde (Alberto, hermano y ayudante del DT, Héctor). Él me preguntó si estaba bien, cómo me sentía, si estaba bien físicamente. Pero la verdad, estoy bien. Ellos me conocen de Gimnasia de Jujuy. Julio Ferreyra (médico) me conoce bien, es cuestión de si se diera la chance de regresar de ponerme a disposición de ellos y que vean cómo estoy.

–¿Cómo es tu situación contractual?

–Yo tengo el pase en mi poder y vengo de jugar en el Macará de Ecuador. Jugué con Jeremías Caggiano, Germán Castillo y José María Paz. Ahora me vuelvo a Rosario y espero algunas propuestas que tengo (ver "Un ofrecimiento..."). Jugué acá en un fútbol complicado, a 3.200 metros de altura. Estoy bien físicamente y no me importa bajar de categoría. Es Talleres. Quiero volver a la Argentina, cambiar este presente del club y porqué no terminar mi carrera en Córdoba. Mi hijo es de Talleres, mi nena nació en Córdoba. Mis amigos son Víctor López y Maximiliano Salas.

–Por lo que decís tuviste actividad regular en el fútbol porque no se sabía mucho de tu paradero...

–Jugué acá en Ecuador, en otros países. Pero estoy muy bien, me siento bárbaro. Hace varios meses que estoy acá. Pero ya no me quiero quedar y quiero volverme. Fueron varios años deambulando. Yo estoy impecable y terminé de jugar hace una semana. No estoy ni roto, ni con una lesión de nada.

–¿Te sentís en deuda con el club o es una frase hecha?

–Me fui de Talleres por diversas circunstancias, pero por ahí es un sentimiento raro eso de sentirse en deuda porque la campaña que hicimos fue descomunal. Más allá de que se hablaron muchas cosas en el medio. Pero a la larga uno carga con esa frustración.

–¿Y resignás un contrato de primera si lo tuvieras?

–Te reitero, yo no tengo problemas de ningún tipo de volver y de jugar en el Argentino A. Es el regalo que quiero para Navidad, pasar unas fiestas tranquilo.

–Pero si volvieras sabés que la presión será importante...

–Me encanta. Y no hay otra, en Talleres a esta altura. Si vuelvo vuelvo, vuelvo para ascender, si no, es un fracaso.

Temas
Sumate a la conversación
Seguí leyendo