?>
Deportes

SONRÍE, estamos jugando el Mundial

Argentina, al Mundial. Están los jugadores que jugarán la Copa en Sudáfrica. Garcé fue la sorpresa y estarán los cordobeses Javier Pastore y Mario Bolatti. El debut ya está a la vuelta de la equina.

Es la hora de la alta ilusión. Todos nos subimos a la pelota para pensar qué será de Argentina en esta nueva Copa del Mundo de Fútbol, Sudáfrica 2010 . No vemos las horas ya de esperar junio, el mes de un torneo que tendrá el mayor condimento. Y es historia porque un “inexperto” en el cargo, Diego Armando Maradona, el mayor emblema de la Selección será quien nos lleve al cielo o al infierno. No hay dudas de que es la personalidad más identificada con la Celeste y Blanca en toda la historia de nuestro fútbol doméstico. Ha sido el 10 un hincha con voz y voto permanente, lejos o cerca del equipo de todos. Y hoy que lo tenemos en el vestuario ya nos imaginamos qué puede ser del futuro inmediato. 

Maradona, al fin, eligió a sus 23 jugadores, los que tendrá juntos 23 días antes de su debut en el Mundial de Sudáfrica. Si amén de alguna sorpresa que anima al debate, como la inclusión de Ariel Garcé o la rápidamente desgastada polémica por la ausencia de Javier Zanetti, o si Martín Palermo está para estar, la continuidad en tiempo para trabajar en este grupo ya definido parece tener más peso que haber develado dos o tres nombres que permanecían en enigma.

Para este seleccionado con millares de técnicos anónimos, el debate será incesante en torno a los nombres, pero habida cuenta no hubo técnico que no haya inyectado alguna sorpresa que desgranó quejas. Le pasó a Menotti, Bilardo, Passarella, Bielsa, Pekerman y también a Maradona.

El técnico ya tiene a sus 11 titulares, que en Alemania le iluminaron el rostro con una abúlica victoria sobre una selección europea que no parece ser tal en el Mundial, más allá del golpe de no tenerlo a Michael Ballack.

En poco diferirían otros técnicos con el equipo que pondrá en cancha Maradona, en todo caso del medio hacia atrás. Mascherano, Demichelis, Samuel, el arquero Romero, Di María, ni que hablar de Messi o Higuaín.

Que se duda ya si alcanzará con un solo volante central como sucesor de emergencia, que Pastore parece ser el único en entrar como reemplazante de Verón, ya no hay vuelta atrás.

Los jugadores están y Maradona afrontó la responsabilidad en un cargo que va de suyo que tiene costos ante la magritud de resultados. Y hasta se sinceró poco antes de dar la lista que su equipo era con Román Riquelme, cuya dimisión le trastocó los planes.

Desde el desangrar de la gestión de Alfio Basile y el andar del ciclo de año y medio de Maradona el problema fue la carencia de un patrón de juego. Encima, Messi, el gran ganador y el máximo candidato por la crítica a convertirse en la estrella que más ilumine en el Mundial, contrastó presentes entre su fulgor en el Barcelona y la opacidad con la albiceleste.

Esos 23 días, para esos 23 jugadores y el entrenador, debieran convertirse en un patrimonio preciado a cuidar y aprovechar. Ni habría que esperar demasiado para la despedida del público local ante Canadá.

Sería de esperar, que aquellos futbolistas hasta ahora jugaron casi sin entrenarse juntos saquen jugo a esta previa, para que una vez en el Ellis Park de Johannesburgo, el 12 de junio, le saquen brillo a la pelota. Y allí estará la verdad real, con la esperanza a cuestas, con la ilusión de sonreir, porque ya estamos jugando.

Los cordobeses.
Demichelis.
Desde Justiniano Posse fue captado por River. Hoy juega en Alemania.
Samuel. De Laborde llegó a las inferiores de Newell´s. Pasó a Boca y al exterior.
Burdisso. Casi similar a Samuel, pero de Altos de Chipión. Newell´s, Boca y exterior.
Pastore. Hizo las inferiores en la T, debutó en Primera y brilló en Huracán. En ascenso.
Bolatti. De La Para. Deslumbró en la B y logró un ascenso. Luego, dio el gran salto.

Los que no van.
Fabricio Coloccini.
“Nadie se comunicó conmigo”, dijo Colocho, un cordobés que quedó afuera.
José Sosa. El volante de Estudiantes peleó por un lugar y gustaba, pero no va.
Ezequiel Lavezzi. Mano a mano con Milito hasta el final. Su carisma, su gran mérito.
Jesús Dátolo. Era uno de los preferidos de Maradona, pero no tiene continuidad.
Sebastián Blanco. Juega en Lanús y el DT lo quiere para la Copa América 2011.
Juan Insaurralde. Es de Newell´s y es un caso similar a Blanco. Proyecto a futuro.
Juan Mercier. Pesó su gran presente en Argentinos, pero no alcanzó para estar adentro.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo