?>
Mundo

Se vieron en "CSI" y ahora piden millones

Una pareja demandó a la guionista de la serie por haberlos difamado.

"Pasa en las películas, pasa en la vida", decía el comercial de un canal de cable, y parece que una pareja de Los Ángeles se tomó a pecho el eslogan. Los agentes de bienes raíces Melinda y Scott Tamkin entablaron el viernes una demanda contra la guionista y productora de la serie de televisión CSI, Sarah Goldfinger, por difamación e invasión de su vida personal. Los Tamkin denunciaron que dos turbios personajes del programa fueron bautizados con sus nombres en venganza por un negocio que no se concretó;y como consecuencia de los daños y perjuicios que esto les causó exigen una compensación de seis millones de dólares.

El matrimonio Tamkin representó a los dueños de una mansión de Los Ángeles que Goldfinger quiso comprar en 2005, de acuerdo con la demanda. Goldfinger no concretó la compra cuando la venta estaba a punto de concretarse. Uno de los episodios de CSI tenía como uno de los personajes a una agente de bienes raíces llamada Melinda, que fallecía en circunstancias misteriosas, y a su esposo Scott, un corredor de hipotecas que miraba filmes pornográficos, bebía en exceso y era sospechoso de haber asesinado a su esposa. Los actores se parecían a los miembros de la pareja, según la demanda.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo