?>
Córdoba

Se terminó la fiesta cuando llegó el inspector

Casi un millar de adolescentes asistía a una fiesta privada realizada en una obra en construcción de Bº Villa Belgrano.

Eran cerca de mil chicos, desde 14 años en adelante. Sobraba el alcohol y faltaban las prevenciones. Ocurrió el último fin de semana en ocasión de una fiesta particular en barrio Villa Belgrano, y se vio súbitamente interrumpida cuando llegaron los inspectores de la Municipalidad

El episodio ocurrió cerca de las 3 de la madrugada, en una vivienda ubicada en la calle Mariotte al 5.000, según relató el secretario de Espectáculos Públicos, Javier Pueyrredón.

Por 30 pesitos se podía acceder esta "fabulosa" fiesta que se llevaba a cabo nada menos que en una obra en construcción del barrio, con precarias instalaciones eléctricas y sólo dos baños químicos. "Lo más peligroso de todo fue la combinación de minoridad con alcohol", explicó el funcionario. Además, había cableado desparramado por todo el patio para las luces psicodélicas, y una camioneta cargada con bebidas alcohólicas.

Por esta situación se labró un acta a quien aseguró que era el titular de la propiedad, quien deberá pagar una multa que, se estima, varía entre los dos mil y los cuatro mil pesos. La cifra es mucho menor que la eventual recaudación de la fiesta, cercana a los 30 mil pesos. Según la autoridad municipal, un padre se presentó en el lugar y aseguró que realizará una denuncia penal contra el responsable.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo