?>
Policiales

Salió por una reja y entró por la otra

Un hombre que hace un mes había dejado la cárcel de Bouwer fue detenido ayer al resistirse a un control policial. Llevaba un cortafierro y una capucha.

Dos "peligrosos" delincuentes fueron detenidos ayer por la mañana antes de concretar un golpe. Los malvivientes fueron encontrados forzando la puerta de una vivienda en la localidad de Villa del Dique, a unos 120 kilómetros al sur de esta capital.

Los cacos estaban merodeando uno de los barrios de mayor poder adquisitivo de la zona: Playa Grande, y fueron sorprendidos por una patrulla de la Departamental que procedió a controlar el vehículo en el que se conducían: un Ford Fiesta Max color gris.

Los presuntos delincuentes se resistieron al control: uno huyó y el otro se trabó en lucha con uno de los uniformados, hasta que finalmente lograron reducirlo.

"Luego del forcejeo, se armó un operativo en la zona para dar con el otro delincuente, a quien después de unos minutos encontramos en un barrio contiguo, llamado Embalsina. Allí se procedió a su detención y se le secuestró una pistola calibre 32 con la numeración limada", relató el comisario Suárez, de la Departamental Río Tercero.

Los detenidos fueron identificados como Diego Saavedra, de 26 años de edad, y Luis Ortiz (42). El primero tenía un pedido de captura por robo calificado, informó la Policía. Suárez precisó: "Ortiz, el más peligroso, tiene frondosos antecedentes penales. Fue condenado por nueve hechos de robo calificado, estuvo en prisión en Bouwer, y hará un mes atrás recuperó la libertad".

La Policía informó que le secuestró una mochila que contenía mochila cables de teléfono, sogas, cortafierros, otras herramientas de corte, pinzas, una gorra de lana tipo capucha y cinta para embalar. "Tenían todo preparado para ingresar al domicilio y alzarse con todo lo que había", especuló el jefe policial.

Ambos delincuentes fueron trasladados hacia la Fiscalía de Río Tercero, donde permanecerán detenidos hasta que el fiscal disponga su traslado a la ciudad de Córdoba.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo