Argentina

Ruidito en la línea: cambian varios prefijos

El Gobierno dispuso un reordenamiento debido a la enorme demanda de líneas telefónicas. En Córdoba, sólo cambiará el de Bell Ville.

Con el fin de reordenar los prefijos telefónicos, el Gobierno nacional aprobó el cronograma para implementar la portabilidad numérica, en zonas en situación “crítica” por la gran demanda de líneas.

La resolución 1567 de la Comisión Nacional de Comunicaciones, publicada en el Boletín Oficial, aprobó el plan de migración de numeración telefónica que contempla desde el aviso del cambio a los usuarios telefónicos, hasta el período de convivencia durante el cual los operadores deberán enjutar las llamadas aunque sean con la numeración anterior.

La migración se realiza en las localidades con un prefijo geográfico de cuatro dígitos, que sumados al cero (de larga distancia) dejaban sólo 99.999 números telefónicos posibles, ya que el plan fundamental de numeración nacional establece el límite de diez dígitos.

En la etapa 1, migrarán los números de Posadas (Misiones), San Pedro (Jujuy), Tartagal (Salta), San Luis, Trelew (Chubut) y General Roca, en Río Negro. La segunda etapa corresponderá a Corrientes, San Carlos de Bariloche, Resistencia (Chaco), Bell Ville (Córdoba), San Martín (Mendoza), Roque Saenz Peña (Chaco) y San Rafael (Mendoza).

La tercera etapa cubre Catamarca, La Rioja, San Nicolás, Tandil, Junín, Escobar, Pilar y Formosa.

Pulso nuevo
Cambios. EL Plan de Migración de Numeración apunta a cambiar los códigos de área en lugares con demanda “crítica” de líneas.
En cordobés. Entre las 19 localidades en todo el país que modificarán los prefijos figura Bell Ville. Es el único caso en Córdoba y del 3534 pasará al 353.
En la agenda. Corrientes pasará del 3783, al 378; Resistencia del 3722 al 722; Posadas del 3752 al 376; San Luis del 2652 al 265; Catamarca del 3833 al 383; La Rioja del 3822 al 382 y Bariloche del 2944 al 294.

Edición Impresa
El texto original de este artículo fue publicado el 19/05/2011 en nuestra edición impresa. Ingrese a la edición digital para leerlo igual que en el papel.
Sumate a la conversación
Seguí leyendo