?>
Argentina

Rechazan la apelación presentada por los Noble Herrera

Los letrados de los hermanos Noble Herrera anticiparon que recurrirán ahora a la Cámara de Casación Penal, ante la que apelarán la medida de la extracción de muestras con o sin consentimiento, por "inconstitucional".

La Sala II de la Cámara Federal de Apelaciones de San Martín rechazó hoy un recurso de apelación presentado por los abogados de Marcela y Felipe Noble Herrera contra el fallo de la jueza federal de San Isidro, Sandra Arroyo Salgado, quien había dispuesto "la extracción directa, con o sin consentimiento, de mínimas muestras de sangre, saliva, piel, cabello u otras muestras".

Los letrados de los hermanos Noble Herrera anticiparon que recurrirán ahora a la Cámara de Casación Penal, ante la que apelarán la medida por "inconstitucional", en una causa que parece destinada a ser dirimida por la Corte Suprema de Justicia. De hecho, la apelación que se presentó ante Arroyo Salgado hacía "reserva del caso federal y de recurrir a todas las instancias judiciales pertinentes".

Esa presentación se había fundamentado en una interpretación de la magistrada que los abogados consideraron "errónea" de un artículo del Código Procesal Penal que la Corte Suprema definió en otro sentido en los casos Vazquez Ferrá y Gualtieri, en los que se planteó la inconstitucionalidad de las extracciones compulsivas por afectar derechos personalísimos.

Al respecto, los abogados Alejandro Carrió y Roxana Piña dijeron que la resolución de la Cámara se aparta, "sin fundamentación válida", de la jurisprudencia de la Corte sobre la materia, "incluso con su actual integración".

Para el Alto Tribunal, "el interés de los querellantes no debe ser satisfecho a expensas de los derechos de quienes, mayores de edad, no consienten semejante avance en su autonomía y en su privacidad e integridad", dijeron.

La jueza había citado a los hermanos para el 23 de diciembre del año pasado en el Hospital Durand para obtener las muestras, pero la apelación que se presentó ese mismo día interrumpió el procedimiento.

Si se hubiese cumplido con lo dispuesto por Arroyo Salgado, hubiese sido la cuarta vez que se sometía a Marcela y a Felipe a un análisis de ADN.

El 29 de diciembre de 2009 los hijos adoptivos de la directora de Clarín, Ernestina Herrera de Noble entregaron de modo voluntario muestras hemáticas y de hisopado bucal ante el Cuerpo Médico Forense de la Justicia Nacional, pero los querellantes impugnaron que no interviniera el Banco Nacional de Datos Genéticos.

Para ellos, las muestras no servían porque alegaban que se había perdido la cadena de custodia.

El 28 de mayo del año pasado, la jueza Arroyo Salgado citó a los hermanos a su juzgado para insistirles en un análisis de ADN, pero tras recibir una negativa de los jóvenes éstos se fueron y se inició entonces un operativo policial de persecución y allanamiento hasta donde se dirigían, para secuestrar sus prendas de vestir que contuvieran material genético. Pero esos peritajes también fracasaron.

Obligada a resolver la cuestión, la jueza recibió el pedido de la fiscal Rita Molina para realizar un peritaje comparativo entre las muestras dadas voluntariamente por los jóvenes y los "registros de familiares de personas desaparecidas", aunque la jueza resolvió pedir la nueva extracción que había solicitado la Asociación Abuelas de Plaza de Mayo.

En una cuarta oportunidad, el anterior juez de la causa, Conrado Bergesio, había ordenado un allanamiento a los domicilios de Marcela y Felipe, donde se secuestraron prendas y objetos personales, el 29 de diciembre de 2009. En relación a la resolución, Piña y Carrió sostuvieron que la apelarán "para que se reestablezca la doctrina expuesta por la Corte Suprema".

Sumate a la conversación
Seguí leyendo