?>
Policiales

Pretenden escrachar a los golpeadores

El movimiento Barrios en Pie impulsa un proyecto para colocar afiches en espacios públicos con los nombres de los victimarios.

El trágico desenlace que tuvo el caso de barrio Sacchi, cuyas víctimas –Mirta Arias, de 37 años, y su pequeña hija Sofía, de cinco– dejaron de existir a causa de la violencia de Gustavo Gaitán Juncos (23), despertó en la sociedad el debate sobre qué se debe hacer con la violencia familiar, problemática que está siempre latente, pero que suele eclosionar ante los hechos más desafortunados.

Hace unos días, la concejal Marta Juárez, coordinadora provincial del movimiento Barrios de Pie, anunció que la organización vecinal está impulsando una campaña para “identificar a los golpeadores y prevenir futuras muertes”.

La campaña consistiría en “alertar a los vecinos y vecinas, través de afiches en los espacios públicos de los barrios, sobre la presencia de hombres denunciados por violencia familiar y que se encuentran excluidos del hogar”.

Ayer, este diario informó que actualmente existen 1.600 órdenes de exclusión por casos de violencia familiar, dictadas por la Justicia para impedir que los violentos se acerquen a sus víctimas.

Juárez, en dialogo con Día a Día, indicó que promueve esta campaña debido a que “una vez que la mujer hace la denuncia, la persona violenta generalmente regresa”. La idea es que, al verse escrachado públicamente en el barrio, el golpeador decida no volver a la casa de la víctima. La concejal aclara que el escrache se llevaría adelante sólo si se tiene “el aval de la persona golpeada”.

“Es una estupidez”. “A mí me parece una estupidez bien grande”, opina Cecilia Arbelo, integrante desde hace 20 años de la Asociación de Mujeres “Juana Manso”, referente en la temática de la violencia de género en esta ciudad, ya que trabaja con las víctimas de este tipo de delitos desde 1975.

“El trabajo tiene que ser otro, no se va a solucionar haciendo un escrache a los golpeadores. A mí esto me suena a una campaña para llamar la atención, para sumarse a esta saña cirquera y que le sirva políticamente a Barrios de Pie durante cinco minutos”, opinó.

“Está claro que esa señora (por Juárez) sabe muy poco de derecho: no podés escrachar al golpeador, porque si bien el delito ha pasado de una instancia privada a una pública, se corre el riesgo de estar injuriando gratuitamente”, indicó.

“A esta problemática hay que trabajarla interdisciplinariamente, seriamente, implica trabajar con las víctimas, asesorarlas para enseñarles cómo se debe enfrentar a un violento”, señaló la presidenta de Juana Manso, Mirta Vicio, quien asegura que sólo se evitará la violencia con “educación desde la más tierna edad”.

Quien acuda a la asociación, encontrará consejos jurídicos para realizar la denuncia y ayuda psicológica par afrontar la situación.

"Juana Manso". 4-250430. Las víctimas de violencia de género pueden llamar o dirigirse, los lunes, a la sede de la organización (Rioja 590, 1º piso, oficina 13), donde un equipo multidisciplinario realiza asesoramiento y contención.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo