?>
Argentina

Por Malvinas, en Qatar

Doha. En la cumbre de países sudamericanos y árabes, Cristina reiteró su reclamo para reanudar las negociaciones sobre la soberanía de las islas del Atlántico Sur. Ligó la demanda a la causa palestina.

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner realizó ayer en Qatar un encendido reclamo por la soberanía argentina de las Islas Malvinas y la formación del estado palestino, al tiempo que reiteró su llamado a "la recreación de un orden multilateral y multipolar".

"El Reino Unido, que tiene un enclave colonial inadmisible en el siglo XXI en nuestras Islas Malvinas, que se avenga a cumplir con la resolución de las Naciones Unidas (para reanudar negociaciones por la controversia sobre la soberanía)", exhortó, al hablar en la II Cumbre de Presidentes de América del Sur y los Países Arabes.

Cristina agradeció "profundamente" la inclusión de la cuestión Malvinas en la Declaración de Doha, que se firmará al cierre del encuentro, y, frente a los líderes árabes, la equiparó con "la resolución incumplida en materia de reconocimiento del Estado Palestino y el conflicto de Medio Oriente".

Débiles y poderosos. "Tal vez una de las cuestiones más sobresalientes luego de la caída del Muro de Berlín haya sido precisamente el surgimiento de un mundo donde las reglas solamente tienen que ser cumplidas por aquellos países que no tienen la suficiente fuerza para oponerse a otras resoluciones", alertó Fernández de Kirchner.

Y, en ese sentido, continúo su queja: "Vemos cómo se constituye un mundo donde hay reglas que solamente deben ser cumplidas por los países menos poderosos militar, tecnológica y económicamente, mientras que hay otros países que pueden violentar resoluciones de Naciones Unidas que obligan a respetar derechos de otros países".

"Malvinas y la cuestión Palestina son solamente dos de los ejemplos terribles de no cumplimiento de las propias normas de los organismos internacionales", sentenció.

La Presidenta ya había recibido el rechazo a tratar el tema Malvinas de boca del propio premier británico, Gordon Brown, con quien estuvo reunida en Viña del Mar, Chile.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo