?>
Ocio

Poniendo toda la carne al asador

Las discotecas de Villa Carlos Paz han decidido apostar a un verano lleno de erotismo. Shows lésbicos, bailes del caño y, sobre todo, mucha carne.

Hombres que gritan piropos de todo tipo y tenor hacia las curvas que se contonean enfrente de sus ojos. Mujeres que pierden todas las desinhibiciones y se suben al escenario de la mano de un macho musculoso para intentar un strip-tease. Celulares que centellean por doquier, tratando de congelar la sensualidad en una foto. Todo bañado por una atmósfera llena de sudor, música al palo y calor tan asfixiante como estimulante.

Esa postal se convirtió en algo familiar el año pasado, cuando Keops largó en punta con las noches eróticas -seguramente todos recuerdan las presentaciones de Nazarena Vélez durante la temporada veraniega pasada-. Pero ahora, la moda de los shows donde la sensualidad es protagonista comenzó a esparcirse y contagiar a otras discotecas de Carlos Paz.

Y, obviamente, los mejores cuerpos de la farándula argentina, que brillan sobre los escenarios teatrales de la Villa, siguen siendo las estrellas principales de estas noches especialmente concebidas para el calor extremo. 

Los decanos. Como ya se dijo, la discoteca Keops fue pionera en esto de mostrar curvas femeninas -y músculos masculinos- para regocijo de las hormonas de los asistentes.

Este año, se reeditaron los Lunes XXX, esta vez animados por la imponente figura de Ximena Capristo. En estas noches eróticas, la sensualísima "Negra" está acompañada por Verónica Vayra, que hace una presentación de altísimo voltaje sexual junto a un grupo de bailarines, y por Bam Bam Morais, que ocupa el lugar de "chico musculoso" que el año pasado llenaba Santiago Almeyda.

Completan el elenco la animación de la Tota Santillán y la presencia de Ivana Brodowski y Julieta Gómez, las chicas de Carlos Paz tiene Corona.

Las nenas con las nenas. Además de presentarse en Keops, Ivana y Julieta –quienes afirman que son novias– son las protagonistas de un caliente show lésbico, que puede verse los miércoles, viernes y sábados en JetSet.

Pero la disco no se queda sólo con esa apuesta. De hecho, más allá de los tres días en los que se presenta la infartante parejita, JetSet alienta los sentidos sexuales durante el resto de la semana con excitantes bikini open y bailes del caño ejecutados por chicas y chicos.

La propuesta es bastante accesible en lo que a precio se refiere. Las anticipadas para Jet Set pueden conseguirse a 10 pesos, mientras que por sólo 35, se puede cenar en el restaurante del lugar –con plato principal, postre y bebida– y luego ingresar a la disco, donde la cerveza puede conseguirse desde 5 pesos y el fernet desde 10.

Molino al rojo vivo. Por su parte, Molino Rojo, una verdadera institución de la noche carlospacense, presenta a Adabel Guerrero como la atracción principal de los martes.

Si bien la diminuta vedette funciona sólo como anfitriona, regalando merchandising y sacándose fotos con el público, esas noches hay baile del caño. Además, los viernes, las chicas Speed se encargan de cerrar la aparición de Mariano Martínez con un show caliente. ¿Dato curioso? Según comentaron desde Molino, la asistencia de hombres y mujeres en la primera noche de Adabel fue bastante parejita.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo