?>
Deportes

Pautasso: Pido perdón

El jugador asumió toda la responsabilidad tras fallar el penal. “Me siento muy mal. No ganamos por mi culpa”, dijo.

Fue un segundo en el que el máximo delirio se transformó en un profundo silencio. Las cábalas no hicieron resultado. La cuenta de cuántos días llevaba Belgrano sin un penal a su favor quedaron en la nada. De ser el héroe a recibir abucheos. De gozar a su rival, a ser gozado. Todo en apenas unos segundos. Martín Pautasso tuvo en sus pies la chance de victoria del Pirata en un penal. Era el minuto 53 del segundo tiempo y tomó la responsabilidad. No le correspondía, pero lo pidió. El volante celeste le pegó arriba y el travesaño la devolvió al área. Era el 2-1 de la B, que no fue.

“Traté de tirarla al otro palo porque imaginé que Carranza iba a creer que le iba a pegar fuerte. Traté de colocarla, tiré el cuerpo de más para atrás y la pelota salió alta. Mejoramos, pero por mi culpa no nos pudimos llevar la victoria”, fueron las palabras que eligió Pauta para graficar esa desafortunada jugada.

Ese penal fue la maldición para el jugador que, luego debió soportar los silbidos a la próxima pelota que tocó. “Le pedí disculpas a mis compañeros en el vestuario y ahora se las pido a la gente. Soy así, asumo las responsabilidades. No me tocó meterla, tenía muchas ganas, el grupo hizo mucho esfuerzo y en el penal se veía reflejado todo eso. La vida tiene estas cosas y me tocó la mala. Toda la vida la luché, esta es una piedra más y la voy a pasar”, esgrimió con un profundo dolor.

Inmediatamente, Pautasso agregó: “Anímicamente estoy bien porque tuve el apoyo de mis compañeros, pero estas cosas me duelen mucho. Hay que seguir adelante, ojalá hubiese entrado. Si tengo que decir cómo me siento, digo que me siento mal, pero me he levantado de muchas y esta va a ser otra más. Belgrano no ganó por mi culpa”. Sobre el final, el ex Gimnasia La Plata explicó la jugada del tumulto que derivó en las expulsiones de Olave y Gagliardi y que comenzó con una pelea entre el propio Pautasso y Rosales. “Fui a pedir un lateral que creí que el juez de línea lo había cobrado para nosotros y después se armó todo eso”.

Palabra de goleador. Su último grito había sido en Boyacá Chico en la Copa Libertadores. En otro ámbito y varios meses después, Juan Alejandro Mahecha le dio el empate a Belgrano en lo que fue su séptimo gol en su carrera. “Me voy contento por el gol y porque se hizo un buen partido. No logramos concretar las situaciones de gol que tuvimos, pero llevamos varias partidos sin perder este clásico. Ha sido importante ratificar eso y ahora tenemos que ir a Buenos Aires a traer un buen resultado”, indicó . Luego sostuvo: “Los clásicos se juegan con lucha y mucha entrega. Uno tiene que dar todo y así fue este”.

Sumate a la conversación
Seguí leyendo